Integración social de refugiados: 5 proyectos innovadores

Varias iniciativas proponen ideas creativas para favorecer la cohesión de refugiados y migrantes con su país de acogida. Estas son algunas de ellas.

Miniatura

La integración social de refugiados aún es una tarea pendiente en muchos contextos y realidades. Una situación especialmente complicada es la de estos migrantes en sus países de destino. Diferentes emprendedores sociales han lanzado sus proyectos para intentar mejorar su situación.

The Machine to be Another: La empatía es la clave

Imagina ser, por unos minutos, un inmigrante sirio. O al menos, sentirte como tal. Es lo que propone el proyecto The Machine to be Another, un software de realidad virtual con licencia abierta creative commons, cuyo fin es ponerse en la piel del otro para generar empatía en los habitantes del país de acogida. El sistema lo ha desarrollado la startup Be Another Lab con el apoyo de Media Lab Hangar y la Universitat Pompeu Fabra, en Barcelona. Se basa en la ciencia cognitiva, y es un sistema de tecnología avanzada que ofrece una experiencia multisensorial que permite a los participantes intercambiar cuerpos, perspectivas y pensamientos.

Mygrantour: La diferenciación cultural, una gran riqueza

La iniciativa Mygrantour ayuda a refugiados y solicitantes a descubrir ciudades europeas de la mano de compañeros migrantes: es una red europea de recorridos interculturales a pie en 14 ciudades. Están dirigidos por otros migrantes especialmente formados para ello, y  también realizan visitas dirigidas al gran público. El objetivo es descubrir barrios descuidados y abordar sus aspectos históricos, sociales, económicos y religiosos, y mejorar así el respeto mutuo y la comprensión intercultural.

Share Your Time: Compartir tiempo y conocimientos

Share Your Time, un proyecto polaco en ciernes recogido por Impact Hub Madrid, es un banco inusual donde el tiempo que las personas se dan entre sí es la única moneda corriente. La idea: un banco de tiempo que vincule a inmigrantes y no inmigrantes en una red de intercambio de ayudas (y horas), que implica la prestación gratuita de servicios (limpieza, planchado, traducción, etcétera.). Este sistema rompe el esquema de donante–receptor, ya que todos realizan las dos funciones, algo que favorece la integración a través del sentimiento de pertenencia, y de saberse útil en una sociedad.

Refugees Work: Integración social de refugiados en el mercado laboral

Refugeeswork.at es una plataforma de empleo austriaca, pero no se limita a publicar ofertas y va mucho más allá: pone a disposición todas las herramientas posibles para conectar a los refugiados con los empresarios. Así, proporciona a los migrantes información legal y les facilita la creación de un perfil para optar a ofertas de trabajo o para que, directamente, sean contactados por empresarios. Además, dispone de una sección de formación donde profesionales de recursos humanos comparten conocimiento para preparar a los refugiados de cara al proceso de selección.

The Bike Project: Integración sobre ruedas

El objetivo de The Bike Project es sencillo: la integración social de refugiados a través de las bicis. Dan formación a migrantes para que repararen y reciclen bicicletas, y que otros las puedan utilizar. Este proyecto, que se ha puesto en marcha en Londres, capta a refugiados sin recursos económicos para que rastreen la ciudad en busca de bicicletas abandonadas. Luego las restauran, supervisados por un experto cualificado. El objetivo es, por un lado, formar a refugiados como mecánicos y que en el futuro puedan vivir de ello. Por otro, favorecer la movilidad de los migrantes sobre dos ruedas, cuando no tienen recursos para hacerlo de otra manera en ciudades de gran tamaño como Londres.

Cucula: Amueblando la integración

El proyecto alemán Cucula propone a los refugiados construir su futuro a través del mobiliario. La idea está basada en el concepto del diseñador italiano Enzo Mari, que ha establecido un modelo de integración económica en una plataforma para el intercambio interdisciplinario e intercultural. De esta manera, se vinculan dos sectores que hasta ahora tenían poco que ver: la creación de muebles de diseño y las herramientas integración en una sociedad de acogida, en la que poder labrarse un futuro. 

La integración social de refugiados no se trata de un tema menor. Se calcula que en la actualidad existen unos 50 millones, solo de niños, emigrantes de sus países de origen a causa de la guerra

Del total de niños bajo protección del Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (Acnur), un 45% proceden de Siria y Afganistán.