Juan Manuel Suárez: "Nuestro trabajo va mucho más allá de las medidas asistenciales"

Los contextos han cambiado profundamente durante los últimos 150 años de historia, pero no el compromiso de Cruz Roja con las personas más vulnerables. La organización mantiene su labor de asistencia humanitaria, haciendo frente a múltiples emergencias humanitarias: desde Filipinas, tras el desastre provocado por el Tifón Yolanda, hasta la República de Guinea, donde las políticas de prevención frente al ébola se convierten en una cuestión de supervivencia. Todo sin olvidar las necesidades sociales más cercanas, que han llevado a a esta ONG a prestar atención a más de 2,5 millones de personas en España.

Miniatura

360: Cruz Roja ha mantenido su labor durante más de un siglo y medio. ¿Cuál ha sido su evolución y de qué manera se ha adaptado a cada contexto social?

J.M.: Cruz Roja nace en un contexto de conflicto armado, con el fin de prestar auxilio, sin discriminación, a todos los heridos en el campo de batalla. Este espíritu de asistencia humanitaria se mantiene, adaptándose a los nuevos tiempos, marcados, en este momento, por una preocupante crisis socioeconómica que afecta a muchas personas que han tenido que acercarse a la organización en busca de apoyo. Por ello, Cruz Roja, en su compromiso permanente con las personas más vulnerables, está actuando actualmente como un dique de contención ante el impacto de la crisis en la población. Esto define la actuación de Cruz Roja, nos adaptamos a las demandas sociales en nuestro país, al tiempo que mantenemos nuestro compromiso con el desarrollo de otros países especialmente desfavorecidos.

360: Uno de los objetivos de Cruz Roja es atender y apoyar a las personas sin hogar. ¿Cómo abordáis este problema en un momento como el que atravesamos?

J.M.: En Cruz Roja estamos analizando las características de este fenómeno para mejorar nuestra intervención y para sensibilizar a la sociedad sobre una realidad que tiene hoy muchas caras y muchos riesgos de cronificación. Al respecto, por ejemplo, el último Estudio de Cruz Roja sobre las Personas Sin Techo de Zaragoza ofrece una fotografía de los más invisibles de nuestra sociedad, de los que están en la calle junto a todos nosotros, pero a los que no vemos, no miramos o simplemente esquivamos. El trabajo de Cruz Roja con estas personas en situación de extrema vulnerabilidad va mucho más allá de medidas asistenciales, actuando como puente hacia otros recursos orientados a la inclusión social y a través del trabajo en red y alianzas con distintas organizaciones de la sociedad civil, como la Red Europea de Lucha contra la Pobreza (EAPN).

360: Cerca de 3 millones de personas viven en la calle o tienen una vivienda indigna. ¿Cuáles son las soluciones ante este problema? ¿Cuáles son sus reclamaciones a la administración pública?

J.M.: Estamos muy preocupados ante esta realidad, las personas sin hogar representan, sin duda alguna, la cara más amarga de la crisis y de sus consecuencias. Son, en cierta medida, un reflejo de un fracaso de la sociedad. Entendemos muy necesaria una coordinación entre todos los actores implicados, desde las administraciones a las entidades sociales, dada la dimensión y complejidad del problema. También agradecemos, a la vez que requerimos, el apoyo y la complicidad social de ciudadanos, empresas y entidades con la búsqueda de soluciones ante una de las caras más duras y dramáticas de la vulnerabilidad social. Este tipo de intervenciones son algunas de las medidas que Cruz Roja está reforzando a través del llamamiento de ayuda lanzado en 2012 con el fin de incrementar el apoyo de la organización a las personas en situación de extrema vulnerabilidad, además de los más de dos millones y medio de personas que ya atiende anualmente Cruz Roja en nuestro país.

360: Las relaciones entre los distintos actores sociales se están transformando. ¿Qué papel puede jugar la empresa a la hora de provocar ayudar a resolver los retos sociales de nuestra época y provocar cambios?

J.M.: El tejido empresarial está llevando a cabo una importante labor a través de sus acciones de Responsabilidad Social Corporativa, es decir, del compromiso con su entorno. Es otro actor clave en la respuesta coordinada frente a la crisis, aportando propuestas en aras, no sólo de captar ayuda para las personas vulnerables, sino de contribuir a la movilización social en pro de los más vulnerables. 360: En un momento de cifras históricas de paro, ¿cómo favorece el Plan de Empleo de Cruz Roja Española la inclusión social? J.M.: El desempleo es el factor clave de la crisis y vía fundamental de exclusión social. Por estos motivos, desde 2008 Cruz Roja está reforzando los procesos de activación y mejora de la empleabilidad que contempla este Plan. Solo en 2013 orientamos y asesoramos a más de 60.000 personas en nuestro país, y vamos incrementando la respuesta en este sentido, teniendo además en cuenta a los colectivos más vulnerables, como las mujeres en dificultad social.

360: ¿Cuáles son vuestros proyectos en favor de la igualdad de género?

J.M.: El concepto de Igualdad tiene que estar hoy más vigente que nunca, ya que la crisis económica tiende a relegar conceptos que considera privilegios en lugar de prioridades. La desigualdad social, un hecho constatable hoy, encuentra en el acceso al empleo una de las diferencias más significativas. Las mujeres presentan mayores dificultades de acceso al trabajo por cuenta ajena y también para la creación y fortalecimiento del empleo por cuenta propia, mayor índice de contratación temporal y de empleos a tiempo parcial. Por estos motivos, Cruz Roja ha reforzado su trabajo para apoyar a las mujeres en dificultad social en su inserción laboral y social, porque el empleo provee de independencia económica y es además una importante fuente de autoestima y reconocimiento social, así como una forma de participación en la sociedad.

360: La crisis se ha cebado con los recortes en cooperación y en ayuda al desarrollo. ¿En qué medida está afectando esta realidad a Cruz Roja? 

J.M.: En este contexto de crisis, Cruz Roja está más comprometida aún en la eficacia y eficiencia de sus proyectos de Cooperación Internacional. No desatendemos este frente, pese a la limitación de recursos públicos y privados. Estamos manteniendo nuestros compromisos con el desarrollo de otros países especialmente desfavorecidos, sobre todo en África y en América.

360: Se dice que el español es solidario especialmente ante emergencias puntuales. ¿Cómo responde el ciudadano a vuestras campañas?

J.M.: La respuesta de la ciudadanía y de las empresas está siendo ejemplar en nuestro país, y no sólo en materia de emergencias. Son muchas las iniciativas en las que la institución cuenta con el apoyo de la sociedad, especialmente a través de los socios y donantes. Un ejemplo reciente puede ser la emergencia ante el tifón Yolanda en Filipinas donde se han recaudado cerca de 7 millones de euros que permitirán mantener nuestra labor allí durante más de dos años.

360: ¿Con cuántos voluntarios contáis?

J.M.: En nuestro país, encontramos un importante compromiso social a través del voluntariado que participa en las más de 700 oficinas locales de Cruz Roja en todo el país. Hablamos de más de 200.000 personas voluntarias que hacen posible responder a la sociedad de una forma cercana.

Etiquetas: Entrevista

Comentarios


También te puede gustar...

planeta salud
Planeta Salud: la nueva estrategia de DKV contra el cambio climático
contaminación del aire interior
Cómo evitar la contaminación del aire interior en tu hogar
exposoma
Exposoma: una forma más completa de medir las exposiciones ambientales y sus consecuencias en la salud