Educación en valores y emprendimiento social

«Debemos innovar, pensar fuera de la caja y actuar de forma disruptiva, pero siempre teniendo claro por qué queremos hacerlo», escribe Manuel Lencero, co-fundador y CEO de UnLtd Spain.

Miniatura

No es un secreto para nadie que estamos inmersos en una sociedad en la que el futuro es incierto. Los estudiantes de hoy se preparan para trabajos que desaparecerán en pocos años mientras surgen otros nuevos que no nos atrevemos a imaginar. En este contexto, la ética y los valores son una apuesta imprescindible para poder desenvolverse en un nuevo entorno laboral cambiante. Es necesario cultivar la conciencia para crear un mundo más justo, más equitativo y más respetuoso con el planeta. Más allá de los conocimientos técnicos necesarios para que niños, adolescentes y adultos se enfrenten al mundo, debemos preocuparnos de educar a buenos ciudadanos, es decir, de la educación en valores.

La educación en valores, clave para afrontar los retos del futuro

La educación en valores busca complementar la formación en conocimientos tradicionales con una educación más holística. Aunque hoy parezca más urgente que nunca sentar estas bases, no se trata de una nueva tendencia pasajera. Platón ya aseguraba que «el objetivo de la educación es la virtud y el deseo de convertirse en un buen ciudadano». Solo cuando fomentemos el pensamiento crítico en áreas como la igualdad, la empatía o la preservación del medio ambiente junto a valores como la creatividad o el liderazgo, será posible formar a ciudadanos preparados para afrontar retos inéditos en un mundo en constante cambio.

Uno de los puntos fundamentales de la educación en valores debe ser ayudar a realizar las preguntas correctas, haciendo especial hincapié en «¿por qué queremos hacer esto?». Esta misma cuestión es la que se debería plantear cuando se pone en marcha una startup: las empresas son grandes agentes de cambio y es necesario que estas se proyecten desde una nueva perspectiva

Emprender con valores es la base de una economía comprometida con el entorno  

Las empresas sociales a las que apoyamos desde UnLtd Spain son las que llevan en su ADN este propósito. No se centran únicamente en ganar dinero, ya que para ellas lo más importante es generar un impacto positivo en la sociedad y/o medio ambiente. Son empresas rentables no solo en lo económico, también en lo social. Aunque la creación de empresas sociales todavía representa un pequeño porcentaje del total en España, esta tendencia está moviéndose al alza. En cualquier caso, este movimiento solo podrá consolidarse cuando realmente los ciudadanos estemos concienciados de la necesidad de trasladar los valores a todas las esferas del ámbito laboral. Para ello, es necesario promover una educación en valores continuada.  

Por eso, desde UnLtd Spain colaboramos con la Universidad Camilo José Cela en el primer Máster de Emprendimiento de Impacto de España, con un modelo de aprendizaje diferente, en el que los conocimientos técnicos importan tanto como la diversidad de experiencias y la combinación de la vida profesional con procesos experimentales y creativos. Todo esto unido a la transmisión de habilidades específicas de emprendimiento y negocio con otras transversales como el desarrollo personal o el pensamiento crítico.  

La educación forma la base de nuestra sociedad. Debemos innovar, pensar fuera de la caja y actuar de forma disruptiva, pero siempre teniendo claro por qué queremos hacerlo. Esto nos lleva a que las empresas del futuro serán sociales o no serán. Los nuevos consumidores no permitirán que sea de otra manera. 

Una de las consecuencias de una educación en valores será sin duda la creación de empresas con alta intención. Eduquemos en valores, creemos empresas sociales, construyamos juntos un mundo mejor

Manuel Lencero es co-fundador y CEO de UnLtd Spain.

Etiquetas: Innovación Ética