Negocios para cambiar el mundo

DKV Seguros es una de las empresas que se ha implicado en esa red de apoyo al emprendimiento social que ha tejido Momentum Project. Lo ha hecho a través de mentores que apoyan en su viabilidad a empresas como Gran Vallés Asistencial, cuyo objeto es cubrir las necesidades asistenciales de las personas dependientes y dar apoyo laboral a un colectivo en riesgo de exclusión, las mujeres mayores de 50 años con baja formación académica. DKV también participa en el programa de inserción de personas con discapacidad intelectual severa que puso en marcha el laboratorio farmacéutico DAU, ubicado en Barcelona. El objetivo es conseguir para el año 2015 la contratación de 42 personas discapacitadas y facilitar la contratación de cien más en otras empresas gracias a sus programas de capacitación y formación.

Miniatura

¿Y si creamos un huerto ecológico que permita a los vecinos cultivar sus propias frutas y verduras? “No parece fácil en una ciudad como Madrid, pero se puede conseguir”. ¿Y si esos huertos son gestionados por personas con discapacidad intelectual? “Pues les ayudaríamos a conseguir un trabajo y eso, no nos engañemos, es fundamental para que de verdad se integren en nuestra sociedad”. Entonces, ¿cómo lo ves? “Pues creo que es ahora o nunca. Y la idea es buena. ¡Vamos a por ella!”.

Evidentemente, a esta conversación entre Tesa y Sandra le siguieron muchos días de trabajo y algunas noches sin dormir. Todo ese esfuerzo confluyó en un sesudo estudio de mercado y una estrategia de negocio sin los cuales, posiblemente, su proyecto de emprendimiento social, Rus in Urbe –La Huerta de Montecarmelo–, hoy no sería una realidad que da trabajo a 16 personas, de las cuales 11 tienen alguna discapacidad intelectual. Su impacto positivo es multiplicador: creación de empleo, integración de personas en riesgo de exclusión social y difusión de una cultura ligada a la naturaleza y a una vida saludable. Y su éxito, hasta la fecha, indudable: aunque arrancaron en 2011 todas las huertas están ocupadas e incluso hay lista de espera de vecinos que quieren cultivar sus propios alimentos sin salir de la ciudad.

“El Campo en la ciudad. Ese es el concepto que queremos transmitir al montar huertos urbanos en el centro de la ciudad. Un lema –Rus in Urbe– que hemos tomado de la antigua Roma. Ya entonces se veía que una ciudad alejada del campo llevaba implícita una serie de problemas de estrés, de deshumanización, de desvinculación de los ritmos de la naturaleza”, explica Sandra Carretié, una de las directoras de La Huerta de Montecarmelo, seleccionado por Momentum Project como uno de los diez emprendimientos sociales más prometedores de España. “Un aspecto diferencial es que aquí las personas discapacitadas tienen trato con el cliente final y eso es muy beneficioso para ellos. Hemos notado que han cambiado para mejor en su capacidad de relación, habilidades sociales y autoestima”, añade Tesa de la Cuadra- Salcedo, otra de las impulsoras del proyecto.

“Han pasado a ser el experto. Son la persona a la que llega cualquiera de los usuarios y le pregunta cómo hacer las cosas. Es muy importante sentir que eres la persona a la que escuchan cuando en el mundo de la discapacidad tú eres la persona a la que ayudan, explican y atienden. Ese cambio de rol da un empujón de autoestima y te hace sentir muy válido”, apunta Sandra.

Rus in Urbe se encuentra en un momento clave para asegurar un crecimiento ordenado y la viabilidad del negocio. Pertenecer al grupo de emprendedores de Momentum Project, que les proporcionará herramientas para la sostenibilidad de la empresa: desde financiación hasta mentoring y apoyo de profesionales del mundo empresarial altamente cualificados.

Momentum Project

¿Pero qué es exactamente Momentum Project? Se trata de un ecosistema de apoyo al emprendimiento social creado en 2011 por BBVA, la escuela de negocios Esade y la consultora PWC. Cada año seleccionan los diez proyectos que consideran más prometedores y estos reciben apoyo financiero, además de cursos de formación y consultoría de negocio.

Txita es otro de los proyectos seleccionados en la edición 2012 de Momentum para España. Se trata de un negocio de transporte sostenible de mercancías que vela por el medioambiente en la que ellos consideran “la ciudad de la bici por excelencia”, San Sebastián. Todos los desplazamientos en la urbe se realizan con 14 triciclos, con la consecuente “mejora la calidad del aire”. Desde que lanzaron la iniciativa en 2006 han llevado a cabo 21.000 transportes, con un ahorro de 13 toneladas de emisiones de C02. El objetivo de estos emprendedores es replicar este modelo de negocio en otras ciudades. Para ello ya han llevado a cabo ocho asesorías. Dentro de los proyectos de Momentum cuyo leitmotiv es la defensa del medioambiente, se encuentra también Montaraz, una empresa dedicada a la producción de biomasa en la sierra de Madrid cuyo impacto social tiene una triple vertiente: ahorro económico, mejora de los montes y creación de trabajo rural. Nació en 2008 y hasta la fecha han recuperado 70 hectáreas de terreno forestal y 143 puestos de trabajo indirectos. El ahorro de CO2 ya ha alcanzado las 500 toneladas. Es otro ejemplo de emprendimiento social basado en el valor compartido.

Comentarios


También te puede gustar...

planeta salud
Planeta Salud: la nueva estrategia de DKV contra el cambio climático
contaminación del aire interior
Cómo evitar la contaminación del aire interior en tu hogar
exposoma
Exposoma: una forma más completa de medir las exposiciones ambientales y sus consecuencias en la salud