Causas de la contaminación atmosférica

¿Te has parado a pensar cuáles son las fuentes, los tipos de contaminantes y los procesos que, en general, están contaminando nuestras ciudades? Te lo contamos en este artículo.

Causas de la contaminación atmosférica

La contaminación atmosférica es uno de los mayores retos medioambientales a los que nos enfrentamos. Pero, ¿te has parado a pensar cuáles son las fuentes, los tipos contaminantes y los procesos que, en general, están contaminando nuestras ciudades?

Una buena explicación sobre cómo se origina la contaminación atmosférica de origen químico nos la daban Julio Díaz Jiménez, jefe del departamento de Epidemiología y Bioestadística de la Escuela Nacional de Sanidad del Instituto de Salud Carlos III y Cristina Linares Gil científica titular del mismo centro, en el segundo Observatorio de Salud y Medio Ambiente “Contaminación y salud", la resumimos a continuación.

Tal y como podemos ver en esta figura, la calidad del aire que nos rodea está determinada principalmente por la distribución geográfica de las fuentes de emisión y de las cantidades de contaminantes emitidas.

La diferencia entre los términos emisión e inmisión

La emisión se refiere a la cantidad de sustancia contaminante que vierte a la atmósfera una determinada fuente. Suele expresarse en unidad de masa por unidad de tiempo (kg/h, tm/año).

La inmisión hace mención a la concentración en la atmósfera de ese contaminante, es decir, es la cantidad de contaminante que se respira o se mide y suele expresarse en unidad de masa por unidad de volumen (μg/m3). Es el comportamiento de la atmósfera, con sus fenómenos de transporte y difusión, y con las reacciones químicas que en ella tienen lugar, el que determina los niveles de inmisión existentes para unas emisiones determinadas.

Las principales causas de la contaminación atmosférica son las emisiones primarias y secundarias. Las emisiones primarias pueden proceder:

  • de fuentes naturales, aquellas que no son causadas ni directa ni indirectamente por actividades humanas: erupciones volcánicas, actividades sísmicas, actividades geotérmicas o incendios, fuertes vientos, aerosoles marinos o resuspensión atmosférica o transporte de partículas naturales procedentes de regiones áridas, o
  • de fuentes antropogénicas (derivadas de actividades humanas).

Contaminantes primarios son: óxidos de azufre (SOx), óxidos de nitrógeno (NOx), monóxido de carbono (CO), aerosoles, hidrocarburos, halógenos y sus derivados (Cl2, HF, HCl, haluros), arsénico y sus derivados, metales pesados (Pb, Hg, Cu, Zn,…), partículas minerales (asbesto y amianto) y ciertos componentes orgánicos.

Los compuestos secundarios

También hay que considerar los compuestos secundarios resultado de la formación in situ de contaminantes por las transformaciones químicas que tienen lugar en la atmósfera (muchas de ellas activadas por la energía de la radiación solar). Hablamos de: ozono (O3), sulfatos, nitratos, aldehídos, cetonas, ácidos, peróxido de hidrógeno (H2O2) y radicales libres.

Además de la clasificación que acabamos de ver dependiendo del origen, también podemos subdividir los contaminantes atmosféricos según su estructura, hablamos de partículas y de gases.

Las partículas son los contaminantes atmosféricos más complejos, ya que engloban un amplio espectro de sustancias, tanto sólidas como líquidas, procedentes de diversas fuentes, entre las que destacan las siguientes: polvo (producido por desintegración mecánica), humos (procedentes de combustiones), brumas (por condensación de vapor) y aerosoles (mezcla de partículas sólidas y/o líquidas suspendidas en un gas).

Aunque los elementos que integran las partículas varían según las fuentes locales, en general: PM10 suelen tener un importante componente de tipo natural, siendo contaminantes básicamente primarios que se generan por procesos mecánicos o de evaporación: minerales locales o transportados, aerosol marino, partículas biológicas (restos vegetales) y partículas primarias derivadas de procesos industriales o del tráfico (asfalto erosionado y restos de neumáticos y frenos generados por abrasión); de entre los pocos contaminantes secundarios que entran a formar parte de su estructura destacan los nitratos.

Los niveles de partículas pueden verse influenciados en España por las condiciones atmosféricas, debido a la menor precipitación y acción eólica con respecto a otros países de la zona norte de Europa, y a los aportes de partículas procedentes del norte de África (polvo sahariano) en el caso de las PM10 y PM10­2,5.

La composición de las PM2.5 es más tóxica, ya que su principal origen es antropogénico, especialmente las emisiones de los vehículos diésel, estando fundamentalmente formadas por partículas secundarias: nitratos y sulfatos (originados por oxidación de NOx y SOx), aerosoles orgánicos secundarios, como el peroxiacetil nitrato (PAN) y los hidrocarburos policíclicos aromáticos (HPA).

Causas de la contaminación atmosférica: distintos tipos de partículas según su tamaño


Fuente original: Salud ambiental y calidad de vida urbana. Ayuntamiento de Madrid, 2005.

Además de las partículas también debemos tener en cuanta un amplio abanico de sustancias en forma gaseosa, de diversa naturaleza y con comportamientos y dinámicas químicas muy diferentes que constituyen los principales gases contaminantes atmosféricos.

Algunos se emiten de forma natural, además de por las actividades humanas. Mientras que unos son emitidos directamente a la atmósfera (contaminantes primarios), como los óxidos de azufre o de carbono, otros pueden surgir del fruto de reacciones químicas en la atmósfera, como algunos óxidos de nitrógeno, o la compleja generación del ozono, uno de los principales contaminantes atmosféricos secundarios y de mayor importancia en nuestro medio mediterráneo.

En la siguiente tabla se sintetizan los principales contaminantes atmosféricos con sus características más importantes en cuanto a naturaleza y origen.

En siguientes artículos iremos tratando con un poco más de detalle todos estos conceptos, veremos cómo la contaminación atmosférica afecta a nuestra salud y a la del Planeta y también cómo podemos contribuir a mejorar el aire que respiramos. ¡10.000 litros de aire pasan al día por nuestros pulmones!

Bibliografía

WEB Ayuntamiento de Madrid >> Zona de Bajas Emisiones

WEB Ayuntamiento de Madrid >> Plan de Calidad de aire de la ciudad de Madrid y Cambio Climático (PLAN A)

Díaz, J. y Linares, c. (2010). Las causas de la contaminación atmosférica y los contaminantes atmosféricos más importantes. Observatorio de Salud y Medio Ambiente DKV "Contaminación atmosférica y salud". https://cuidatemucho.dkvsalud.es/descargar-contaminacion-atmosferica-y-salud?__hstc=179530555.7421124490534de54b29f062d6b9ecea.1558543878633.1562056112078.1562168606447.17&__hssc=179530555.1.1562168606447&__hsfp=814588413

 

Etiquetas: Contaminación Salud

Comentarios