Cómo reducir el consumo de plástico

Descubre ocho sencillos consejos para reducir tu consumo de plástico y contribuir al cuidado del medioambiente.

¿Cómo reducir el consumo de plástico? Como hemos comentado en artículos anteriores, no existe una única solución para la contaminación del plástico que está asfixiando a nuestro planeta. La contaminación generada por el plástico es un problema global que hace necesaria la acción urgente por parte de todos los sectores. Desde las diferentes administraciones públicas a las empresas y, por supuesto, requiere también la implicación de la ciudadanía. 

Organizaciones como Greenpeace, WWF, Amigos de la Tierra, Ecologistas en Acción o SEO/BirdLife, entre otras, han realizado campañas en las que han difundido numerosa información sobre los problemas que generan los plásticos, han ofrecido alternativas y han lanzado una llamada clara de denuncia y acción

En este artículo resumimos algunas de esas indicaciones. En concreto, las que encaminadas a mostrar a la ciudadanía cómo reducir el consumo de plástico. Recogemos medidas generales y muy sencillas, que puedes llevar a cabo fácilmente en tu día a día. Aunque parezcan muy simples, si todas y todos las practicamos, seguro que conseguiremos un fuerte impacto positivo en la salud de nuestros ríos, mares, océanos… y en la de todos los seres vivos de la Tierra. 

Cómo reducir el consumo de plástico en 8 pasos

  1. No uses bolsas de plástico. Cuando vayas a comprar utiliza bolsas de tela, cestas o un carro de la compra y rechaza aquellas que te ofrezcan. 
  2. Evita el agua embotellada. Siempre que sea posible bebe agua del grifo y emplea una botella rellenable, preferiblemente de acero inoxidable o vidrio. 
  3. Evita las pajitas.  En 2021 ya estarán prohibidas en la Unión Europea, pero ¡aún faltan 2 años! Si por algún motivo debes usarlas buscar alternativas como pajitas de acero o de papel. Evita también utensilios de un solo uso como cubiertos y vasos de plástico. 
  4. Evita los envases de plástico. Intenta comprar productos sin envasar optando por la compra a granel o al peso. Opta por el vidrio para almacenar los alimentos, evita las bolsas, el papel film y los recipientes de plástico. 
  5. En tus cosméticos y otros productos de higiene evita los microplásticos, comprueba que no contengan polietileno (PE), polipropileno (PP), cloruro de polivinilo, polietileno glycol (PEG- seguido de un número), polimetacrilato de metilo (PMMA), tereftalato de polietileno (PET) y/o nylon.
  6. Elige siempre que puedas productos hechos de materiales biodegradables, son muy numerosas las alternativas desde peines de madera, esponjas de celulosa o cubertería cerámica.  
  7. Evita los artículos de un solo uso y desecha correctamente todos los artículos que no hayas podido evitar.
  8. Infórmate y súmate a las campañas de diferentes entidades que piden un uso responsable del plástico y a iniciativas de recogida en nuestro medioambiente.  

Ahora que ya conoces cómo reducir el consumo de plástico y los motivos para hacerlo, no tienes excusa para no poner en práctica estas medidas. Hazlo por ti, por el planeta, por los que están y por los que vendrán.

Etiquetas: Contaminación Ética

Comentarios