COVID-19, confinamiento y calidad del aire

La epidemia que estamos viviendo nos demuestra cómo la actividad humana influye directamente en la calidad del aire y la necesidad de actuar ya para frenar la contaminación atmosférica.

Al escribir este artículo el mapa mundial del coronavirus presentaba estas estremecedoras cifras: más de 783.000 personas infectadas y alrededor de 38.000 fallecidos en todo el mundo. Mientras, miles de millones de personas se encuentran en cuarentena, más de un tercio de la humanidad está confinada en sus casas y cada día son más los países que están adoptando este tipo de medidas con el objetivo de reducir al máximo el número de ciudadanos que en un mismo momento se pueden ver afectados causando el colapso del sistema sanitario.

Fue el 23 de enero de 2020 cuando el gobierno chino ordenó el inicio de la cuarentena en la provincia de Hubei epicentro de la pandemia. A finales de enero y principios de febrero se implementaron medidas estrictas en todo el país con el cese de toda aquella actividad, incluyendo fábricas y centros educativos, que no se consideraba esencial. Las observaciones realizadas por diferentes centros de investigación mostraron, en amplias zonas de China, una rápida mejora de la calidad del aire. Por ejemplo, el Copernicus Atmosphere Monitoring Service (CAMS) observó en febrero de 2020, en comparación con los tres años anteriores, una disminución de alrededor del 20 al 30 % de partículas finas (uno de los principales contaminantes atmosféricos).

En esta animación realizada con los datos del satélite Copernicus Sentinel-5P podemos ver la variación de las concentraciones de dióxido de nitrógeno desde el 20 de diciembre de 2019 hasta el 16 de marzo de 2020. Se muestra la caída a finales de enero, coincidiendo con la cuarentena a nivel nacional, y el aumento desde principios de marzo de los niveles de dióxido de nitrógeno coincidiendo con la vuelta gradual a la actividad.

En Europa también se ha estado analizando cómo las restricciones impuestas afectan a la calidad del aire. La Agencia Europea de Medio Ambiente señala los siguientes datos en relación a las reducciones de dióxido de nitrógeno (NO2) en ciudades italianas, españolas o portuguesas. Por ejemplo:

Se pueden observar tendencias similares en otras ciudades europeas donde se implementaron medidas de cierre durante la semana del 16 al 22 de marzo.

Diferencias en las concentraciones de dióxido de nitrógeno, uno de los principales contaminantes emitidos por los vehículos y la industria, entre marzo del año pasado y este en España. Fuente: European Space Agency (ESA):

 

Por otra parte, Investigadores del Centro de Tecnologías Físicas de la Universitat Politècnica de València (UPV) han realizado un estudio con resultados similares a los anteriores, mostrando una disminución media del 64 % de los que los niveles de concentración de dióxido de nitrógeno en las principales ciudades españolas tras las medidas decretadas para la lucha contra el COVID-19.

Los resultados: “De las ciudades analizadas, Barcelona, con un 83 %, ha sido la más beneficiada por este descenso, seguida de Castellón (76 %), Madrid (73 %), Alicante (68 %), Bilbao (66 %), Gijón (65 %) y Valencia (64 %). Málaga (55 %) y Zaragoza (52 %) superan también el 50 % de reducción, mientras que Sevilla es, con un 36 %, la que presenta una disminución menos acusada, si bien en ello cabe tener en cuenta que su situación de partida era la mejor, es decir, que su nivel de concentración de dióxido de nitrógeno era el más bajo de todas las urbes valoradas.”

¿Cuál es el origen y los principales impactos para nuestra salud del NO2?

Tal y como nos indican desde el Ministerio para la Transición Ecológica y el reto demográfico de España (MITECO), “el NO2 y el NOx (NO+NO2) tienen un origen principalmente antrópico. Son gases que se emiten en los procesos de combustión que se llevan a cabo en relación con el tráfico (sobre todo vehículos automóviles, y en especial de motores diésel) y con el transporte en general, así como en instalaciones industriales de alta temperatura y de generación eléctrica… En ambiente urbano, generalmente más del 75 % del NO2 en aire ambiente es aportado por el tráfico rodado”. Por eso hemos visto una importante reducción de su presencia al ponerse en marcha las medidas de confinamiento y parar las actividades no esenciales en todo el país. Simplemente como ejemplo, el pasado domingo 29 de marzo el tráfico en los accesos a las grandes ciudades en España descendió un 87 % respecto al mes de febrero de 2020.

Aunque no vamos a tratar en profundidad los efectos del NO2 sí queremos señalar que son muy diversos, afectan a nuestra salud causando desde “inflamación de las vías aéreas, afecciones de órganos, como hígado o bazo, o de sistemas, como el sistema circulatorio o el inmunitario, que propician a su vez infecciones pulmonares e insuficiencias respiratorias y sobre el medio ambiente (acidificación y eutrofización de ecosistemas, afecciones metabólicas, limitación del crecimiento vegetal)” según la web del MITECO. También señalan cómo los NOx contribuyen a la formación de partículas inorgánicas, actúan como precursores de la formación de ozono (O3) y de otros contaminantes fotoquímicos, lo que potencialmente agrava las consecuencias sobre la salud y el medio ambiente y conlleva efectos sobre el clima.

Los trabajos realizados por los investigadores, Julio Díaz Jiménez y Cristina Linares Gil, de la Escuela Nacional de Sanidad del Instituto de Salud Carlos III (puedes seguirlos en twitter en su cuenta @ensgismau) han determinado que la contaminación atmosférica ha provocado la muerte prematura de 93.000 personas en España a lo largo de una década (periodo 2000-2009), de ellos se estiman que el dióxido de nitrógeno ha sido culpable de 6.085 muertes evitables cada año en España, según un trabajo publicado en Environment International.

Lecciones que aprender en relación con el descenso de algunos contaminantes por las medidas de acción frente al COVID-19

Como era de esperar la parada de actividad ha tenido un rápido impacto en la calidad del aire en nuestras ciudades. Por ejemplo, el NO2 solo permanece en la atmósfera, de manera general, menos de un día antes de depositarse o reaccionar con otros gases. Por tanto, los efectos de las reducciones de emisiones son visibles poco después de que hayan tenido lugar, según informa Naciones Unidas.

De poco van a servir estas reducciones puntales para mejorar la calidad del aire en nuestras ciudades, ni a contribuir al freno de las consecuencias del cambio climático, si cuando hayamos parado la epidemia mundial causada por COVID-19 (esperamos que sea en un futuro inmediato) seguimos o incluso aumentamos la actividad previa al confinamiento que estamos viviendo en numerosos países.

Sin embargo, se ha comprobado la relación directa de nuestra actividad con la contaminación, conocemos su impacto en nuestra salud y en los ecosistemas, esto nos muestra que es el momento de comenzar a pensar cómo vamos a poner en marcha las acciones que ya sabemos para mejorar la calidad del aire (transporte público de calidad y sostenible, descarbonizar el transporte, impulso a la movilidad activa a pie y en bicicleta, restricciones de tráfico, rediseño urbano, energías limpias, mejora de las infraestructuras verdes de las ciudades…). Todos y todas tenemos un papel ineludible, cada uno según nuestras posibilidades, serán diferentes para gobiernos, entidades y ciudadanía pero todas son imprescindibles. ¡Es el momento de tomar medidas decididas para mejorar la calidad del aire: por nuestra salud y la del planeta! ¡Es tiempo de actuar!

Por Ana Lapeña – ECODES

Si quieres conocer cómo nos afecta la contaminación del aire, las enfermedades que causa y los principales grupos de afectados, así como las ciudades españolas que han puesto en marcha políticas públicas pioneras y las iniciativas de ciudadanos, organizaciones y empresas para mejorar la calidad del aire, no te pierdas el Observatorio Salud y Medio Ambiente DKV Seguros “El aire que respiras: la contaminación atmosférica en las ciudades”.

Fuentes

Amid Coronavirus outbreak: Copernicus monitors reduction of particulate matter (PM2.5) over China (04/03/2020)
https://atmosphere.copernicus.eu/amid-coronavirus-outbreak-copernicus-monitors-reduction-particulate-matter-pm25-over-china
COVID-19: nitrogen dioxide over China
https://www.esa.int/Applications/Observing_the_Earth/Copernicus/Sentinel-5P/COVID-19_nitrogen_dioxide_over_China
Air pollution goes down as Europe takes hard measures to combat coronavirus
https://www.eea.europa.eu/highlights/air-pollution-goes-down-as
Coronavirus lockdown leading to drop in pollution across Europe
https://www.esa.int/Applications/Observing_the_Earth/Copernicus/Sentinel-5P/Coronavirus_lockdown_leading_to_drop_in_pollution_across_Europe
Castellón, Alicante y Valencia, entre las más beneficiadas. El confinamiento y la reducción de la actividad económica para luchar contra el COVID-19 reducen un 64% de media la contaminación del aire en España.
http://www.upv.es/noticias-upv/noticia-11938-castellon-alic-es.html
Ministerio para la transición ecológica y el reto demográfico >> Calidad del aire >> Efectos en salud y ecosistemas
https://www.miteco.gob.es/es/calidad-y-evaluacion-ambiental/temas/atmosfera-y-calidad-del-aire/calidad-del-aire/
Actualidad COVID-19 en DGT
http://www.dgt.es/Galerias/covid-19/Evolucion-Intensidades-dia-29-03-2020-Periodo-Coronavirus.pdf
Noticias ONU - La cuarentena por el coronavirus mejora la calidad del aire, pero no sustituye la acción climática
https://news.un.org/es/story/2020/03/1471562
Observatorio de Salud y Medio Ambiente DKV "Contaminación atmosférica y salud". https://cuidatemucho.dkvsalud.es/descargar-contaminacion-atmosferica-y-salud?__hstc=179530555.7421124490534de54b29f062d6b9ecea.1558543878633.1562056112078.1562168606447.17&__hssc=179530555.1.1562168606447&__hsfp=814588413
Linares C, Falcón I, Ortiz C, Díaz J. An approach estimating the short-term effect of NO2 on daily mortality in Spanish cities. Environment International 2018; 116:18-28https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0160412018301326
WEB project AIRUSE
http://airuse.eu

Etiquetas: Contaminación

Comentarios


También te puede gustar...

Día Mundial del Medioambiente
Día Mundial del Medio Ambiente: ¡La hora de la Naturaleza!
Condiciones para el teletrabajo
Condiciones para el teletrabajo: la salud también se cuida en casa
Día Mundial sin tabaco
Día Mundial sin Tabaco: razones (y consejos) para dejar de fumar