Nuevos datos sobre la contaminación atmosférica en Europa

Un nuevo informe de la Agencia Europea del Medio Ambiente, señala que el aire es cada vez más limpio pero aún queda mucho por mejorar. Casi todos los europeos que vivimos en ciudades estamos expuestos a valores que exceden las pautas de calidad del aire de la Organización Mundial de la Salud (OMS). La contaminación del aire causó alrededor de 400.000 muertes prematuras en la Unión Europea en 2016.

contaminación atmosférica en europa

Según el informe La calidad del aire en Europa 2019 tres son los contaminantes que, especialmente en zonas urbanas, causan los daños más significativos: las partículas (PM), el dióxido de nitrógeno (NO2) y el ozono (O3).

Aproximación de muertes prematuras por contaminante a causa de la contaminación atmosférica en Europa:

- Partículas finas (PM2.5): 412.000 en los 41 países europeos, 374.000 en la Unión Europea. ¡10.000 muertes prematuras menos en comparación con el año anterior en los países europeos y 17.000 en la Unión Europea!

- Dióxido de nitrógeno (NO2): 71.000 en los 41 países europeos, 68.000 en la Unión Europea. ¡8.000 muertes prematuras menos en comparación con el año anterior en los países europeos y también 8.000 menos en la Unión Europea!

- Ozono (O3): 15.100 en los 41 países europeos y 14.000 en la Unión Europea. ¡2.600 muertes prematuras menos en comparación con el año anterior en los países europeos y 2.400 menos en la Unión Europea!

Actuar para reducir la contaminación tiene importantes beneficios para nuestra salud, los ecosistemas e incluso la economía: la mala calidad del aire aumenta los costes médicos, reduce la productividad por los días de trabajo perdidos y también los rendimientos de la agricultura y silvicultura. Un ejemplo, según el reciente informe publicado por Ecologistas en Acción “solo los costes económicos de la menor producción de dos cultivos como trigo y tomate, por su exposición al ozono en España, se estimaron en 800 millones de euros en el año 2000, el 3,2 % del PIB agrícola”.

En el informe de la AEMA se destaca el ejemplo de la reducción de partículas finas que, como hemos visto, son las que causan un mayor número de muertes prematuras y son señaladas por la OMS como el contaminante más perjudicial. Si los países de la UE cumplieran los estándares de la OMS, mucho más estrictos que los de la legislación europea, para el caso de las PM2.5 el número de muertes prematuras se reducirían al año en 122.000 personas para los países europeos y en 102.000 para la UE.

Comparación de los valores de las Directrices de la OMS con los valores regulados en la Unión Europea para los tres principales contaminantes

Tal y como señala el informe Contaminación atmosférica: nuestra salud no tiene todavía la suficiente protección (2018), elaborado por el Tribunal de Cuentas Europeo, en el caso de las PM2.5 la directiva europea, por una parte, establece un valor muy alto, 25 UG/m3 frente a 10 UG/m3 que es la cifra que consideran las guías de la OMS que protegerían a la gran mayoría de las personas de los efectos nocivos de la polución del aire sobre la salud. Además de este importante desfase, las directrices europeas solo contemplan estándares anuales y no tienen en cuenta que esos datos anuales pueden enmascarar elevados datos diarios. Por ejemplo, en invierno debido a las calefacciones domésticas las emisiones de PM tienden a aumentar y quedan compensadas con las del verano. Como vemos en la tabla superior, las Guías de la OMS sí que establecen un máximo diario.

En España destacan los trabajos realizados por los investigadores, Julio Díaz Jiménez y Cristina Linares Gil, de la Escuela Nacional de Sanidad del Instituto de Salud Carlos III (puedes seguirlos en twitter en su cuenta @ensgismau). A diferencia de las cifras de mortalidad prematura que podemos encontrar en el informe La calidad del aire en Europa 2019, obtenidas de estimaciones para otros países y extrapoladas a España, sus estudios analizan los datos a escala provincial teniendo en cuenta los registros de contaminación captados en las estaciones de medición ubicadas en cada capital, variables meteorológicas, etc. Esta mortalidad se refiere exclusivamente a la mortalidad a corto plazo, es decir se excluyen la mortalidad debida a cáncer de pulmón que sí se recoge en los informes anteriores.

Estamos hablando de 9.500 muertes/año atribuibles a la contaminación atmosférica química en España, lo que representa que el 3 % de la mortalidad en España está relacionada con los efectos a corto plazo de este tipo de contaminación. ¡8 veces más que la causada por accidentes de tráfico o una quinta parte de la mortalidad debida al tabaco!

Mapa de las muertes atribuibles a la contaminación en España resultado las investigaciones del equipo de Julio Díaz y Cristina Linares

Fuente - Informe “El aire que respiras: la contaminación atmosférica en las ciudades” del Observatorio DKV Salud y Medio Ambiente.

La mortalidad es solo el final de un gran número de efectos negativos que la contaminación tiene en nuestra salud: problemas cardiovasculares y respiratorios, cánceres, diabetes, obesidad, menor peso al nacer… además de agravar otras patologías. Tampoco nos afecta a todos por igual: los niños, mujeres embarazadas, personas mayores o población con determinadas enfermedades son más vulnerables. Dejamos estos temas para otras entradas del Blog.

Referencias científicas

Díaz Jiménez J, Linares Gil C. Impacto de la contaminación atmosférica sobre la mortalidad diaria a corto plazo en España. Rev. Salud ambient. 2018; 18(2):120-136. Consultar artículo http://ojs.diffundit.com/index.php/rsa/article/view/924/871

Ortiz C, Linares C, Carmona R, Díaz J. Evaluation of short-term mortality attributable to particulate matter pollution in Spain. Environ. Pol. 2017; 224:541-51. https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0269749116325611

Linares C, Falcón I, Ortiz C, Díaz J. An approach estimating the short-term effect of NO2 on daily mortality in Spanish cities. Environment International 2018; 116:18-28https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0160412018301326

Díaz J, Ortiz C, Falcón I, Linares C. Short-term effect of tropospheric ozone on daily mortality in Spain. Atmospheric Environment 2018; 187:107-16. https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1352231018303698

Etiquetas: Contaminación

Comentarios


También te puede gustar...

De la peste al coronavirus: historia de la cuarentena
Los bosques son beneficiosos para nuestra salud. Cuidémoslos.
Cómo hacer un uso eficiente del agua para ayudar a combatir el cambio climático