Contaminación del aire y salud infantil

Cerca del 93% de los menores de 15 años del mundo “respiran aire tan contaminado que pone en grave peligro su salud y su crecimiento”, según la Organización Mundial de la Salud

contaminación salud infantil

Sí hay una relación entre los conceptos contaminación del aire y salud infantil: cerca del 93% de los menores de 15 años del mundo “respiran aire tan contaminado que pone en grave peligro su salud y su crecimiento”, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). La exposición a esta polución se asocia con un mayor riesgo de padecer asma, cáncer o enfermedades cardiovasculares. También puede afectar al desarrollo neurológico y la capacidad cognitiva de los niños e incluso provocar muertes.

Por qué los niños sufren más los efectos de la contaminación del aire que los adultos

Aproximadamente 2.000 millones de niños viven en zonas donde la contaminación atmosférica supera las pautas de calidad del aire establecidas por la Organización Mundial de la Salud, según un informe de UNICEF. Entre los factores que generan esta situación, estarían las emisiones de vehículos, el uso intensivo de combustibles fósiles o la quema de residuos.

“El aire contaminado envenena a millones de niños y está arruinando sus vidas”, afirma Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS. Según este organismo, los menores sufren más los efectos de la contaminación del aire que los adultos, ya que al respirar más rápido absorben más contaminantes.

Contaminación del aire y salud infantil

Una investigación publicada en Pediatrics, una revista de la Academia Estadounidense de Pediatría, indica que los bebés y los niños son especialmente sensibles a la contaminación del aire porque sus órganos se están desarrollando y tienen una mayor ingesta de aire por peso corporal. Además, según subraya la OMS, los menores viven más cerca del suelo, donde algunos contaminantes alcanzan concentraciones máximas.

Contaminación del aire y salud infantil: ¿Cómo afecta? 

La exposición al aire contaminado puede hacer que las embarazadas den a luz prematuramente y que los recién nacidos sean más pequeños y pesen menos de lo habitual, según el artículo publicado en Pediatrics.

La contaminación también puede causar a los menores asma y cáncer. Un artículo publicado en el European Respiratory Journal indica que un 11% de los casos nuevos de asma en los niños y niñas de Europa se puede prevenir. Bastaría con reducir los contaminantes del aire hasta el umbral recomendado por la Organización Mundial de la Salud. La Sociedad Española de Inmunología Clínica, Alergología y Asma Pediátrica (SEICAP) afirma que la contaminación del aire contribuye tanto al desarrollo de enfermedades respiratorias alérgicas o asma en niños, como al agravamiento de sus síntomas.

Infografía contaminación del aire y salud infantil

Según Luis Moral, coordinador del grupo de trabajo de alergia respiratoria y asma de la SEICAP, la exposición a contaminantes “exacerba los casos de asma, sus síntomas y la dificultad para respirar, lo que hace aumentar el número de visitas a urgencias pediátricas y de ingresos por crisis asmática”. Algunos estudios indican que existe una relación entre los ingresos hospitalarios de niños y los niveles de contaminantes atmosféricos.

Aparte del asma, algunos tipos de leucemia infantil se han asociado con la contaminación del aire, según el Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos. Un metaanálisis (una revisión de los resultados de los estudios científicos publicados sobre el tema aplicando técnicas estadísticas) concluye que existe un vínculo entre la exposición ambiental a la contaminación del tráfico y el riesgo de leucemia infantil.

La polución reduce la capacidad de atención en la infancia

Además, la OMS asegura que la contaminación “afecta al desarrollo neurológico y la capacidad cognitiva de los niños”. Desde la Asociación Española de Pediatría explican a Maldita.es que existen pocos datos sobre hasta qué punto la contaminación ambiental afecta al desarrollo neurológico del niño. Saber con precisión cuál es la magnitud del problema resulta complicado porque “hay muchos otros factores que influyen en el neurodesarrollo”.

Aun así, el organismo señala que la contaminación podría afectar a la capacidad de atención y el rendimiento escolar de los niños, debido a su efecto tóxico en el sistema nervioso.

Un estudio publicado en la revista Epidemiology midió la capacidad de atención de 2.687 niños y lo relacionó con los niveles de contaminación del aire. Los investigadores se dieron cuenta de que cuanto menos dióxido de nitrógeno y carbono elemental había en el aire, mejor rendimiento mostraban los niños en las pruebas de atención.

La exposición ambiental al dióxido de nitrógeno durante el embarazo también se asocia con una reducción de la capacidad de atención en la infancia, según un estudio difundido en Environment International. Otra investigación publicada en PLOS Medicine concluye que el desarrollo cognitivo de los niños que van al colegio en zonas de alta contaminación es más lento.

La contaminación del aire es un factor de riesgo cardiovascular y provoca muertes

Los niños que han estado expuestos a altos niveles de contaminación del aire corren también más riesgo de contraer afecciones crónicas, como las enfermedades cardiovasculares, en etapas posteriores de su vida, según sostiene la Sociedad Española de Cardiología y recogen varios estudios.

Algunas investigaciones indican que la exposición a contaminantes está además asociada a un mayor riesgo de mortalidad perinatal (en el período inmediatamente anterior o posterior al nacimiento) en las regiones de mayor contaminación y a una mayor tasa general de mortalidad en los niños. La OMS indica que unos 600.000 niños murieron en 2016 por infecciones respiratorias agudas causadas por el aire contaminado.

 

“Menos bulos, más rigor científico” es un proyecto de DKV Salud con contenido editorial de Maldita.es.

Comentarios


También te puede gustar...

contaminación y salud cardiovascular
¿Cómo afecta la contaminación a nuestra salud cardiovascular?
índice de salud de las ciudades
El Índice de Salud que hace que nuestras ciudades sean más saludables
empresas sociales
Empresas sociales: cuidar de los empleados y el entorno tiene recompensa