Bosque memorial DKV: reforestar el alma para encauzar el duelo

En 2020, un total de 768 clientes de DKV fallecieron a causa de la COVID-19 y con motivo del primer aniversario del estado de alarma la compañía ha plantado un árbol en recuerdo de cada uno de ellos. Este es el primero de los bosques memoriales que la compañía plantará en diferentes lugares de España con el compromiso de plantar 1 millón de árboles hasta 2030.

bosque memorial dkv 360

El pasado domingo 14 de marzo de 2021 se cumplió un año desde que se decretó el estado de alarma a raíz de la crisis sanitaria provocada por la Covid-19. Ha sido un año difícil para nuestra sociedad, pero, sobre todo, para aquellas familias y amigos que han perdido un ser querido. Una pérdida a la que, en muchas ocasiones, se le ha sumado una dificultad añadida: la imposibilidad de despedirse. El bosque memorial DKV es un homenaje a todas estas personas. 

Bosque memorial: la fuerza de un símbolo para curar heridas

Después de un incendio queda un vacío desolador. Así es como terminaron los terrenos del Bruc cuando el fuego arrasó más de 1.300 hectáreas de vegetación el 26 de julio de 2020. Pero, con este mismo hueco, también se han quedado las 768 familias de nuestros asegurados fallecidos por Covid este año. Por este motivo, desde DKV hemos querido rendir un homenaje a nuestros asegurados fallecidos y sus familias a través de un acto simbólico que, con el paso del tiempo, contribuya a restablecer el paisaje que el fuego nos quitó, pero que también ayude a canalizar las heridas que la pandemia ha causado este año en tantas familias: "La ceremonia de despedida nos permite compartir nuestros sentimientos, empezar a procesar la experiencia dolorosa y organizar nuestro mundo interior. En estos tiempos de pandemia en el que muchas personas no han podido despedirse de sus seres queridos, un hecho simbólico como plantar un árbol en recuerdo a su familiar, junto a otras personas que han sufrido el mismo dolor, es un acto de un gran poder reparador y aporta herramientas emocionales para iniciar el camino de elaboración del proceso de duelo", apunta María José Aldunate, psicóloga especialista en duelo de DKV.

bosque memorial dkv

Fotografía de Sonia Marill / Life Terra 

En DKV celebramos un acto íntimo de homenaje, encabezado por nuestro consejero delegado, el Dr. Josep Santacreu, en el que plantamos 768 árboles, uno por cada asegurado fallecido. Algunos de estos árboles, además, llevan colgadas unas tarjetas de papel semilla con frases que los familiares han escrito en memoria del fallecido y que, con el tiempo, cuando el papel se disuelva, acabarán convirtiéndose en flores que brotarán a sus pies. Tras este gesto simbólico, recogeremos las frases de todas las familias de clientes finados a causa de la COVID-19, y organizaremos una acción de voluntariado con nuestros empleados para ir a colocarlas en el resto de los árboles. Los recordatorios también se recopilarán en una web conmemorativa: "El componente social y de reconocimiento a las personas fallecidas también aporta un elemento de compensación emocional importante, dado que se reconocen unidos por un drama que trasciende lo individual. Son parte de ese bosque devastado por el mismo fuego", recalca Aldunate.

bosque memorial dkv

Fotografía de Sonia Marill / Life Terra

Hoy
el mundo es una ausencia
una herida profunda
un silencio que grita
la soledad se escucha.

Hoy
el mundo es un vacío
un cielo desplomado
una mirada rota
un horizonte herido.

Pero en este desierto
donde la sed ahoga
donde el calor abrasa
y duele la memoria

siempre estaréis presentes

en todo lo querido
habitando este bosque
desairando el olvido.

Estaréis en el aire
en la brisa, la lluvia
en la semilla fértil
avivando el recuerdo
estaréis en la savia
que alimenta la vida
y estar a vuestra sombra

será nuestro consuelo.

María José Aldunate

 

Tras la lectura de un poema In memoriam, se ha guardado un minuto de silencio mientras un violonchelo tocaba algunas piezas de música clásica en una finca privada de El Bruc, con vistas a la mágica montaña de Montserrat.

Esta acción de restauración forestal, el bosque memorial DKV se enmarca en el compromiso que tiene la compañía de plantar un millón de árboles de aquí a 2030, dentro de su estrategia de lucha contra el cambio climático “Planeta Salud”. De hecho, este bosque memorial es el primero de otros que se plantarán en varios lugares de España con el fin de equilibrar la representación territorial en consonancia con la de los clientes de la aseguradora: "Si la deforestación está en el origen de múltiples pandemias, no se me ocurre mejor homenaje a nuestros fallecidos que plantar árboles. Este bosque memorial restaura la biodiversidad, mitiga la emergencia climática, pero también acompaña estos duelos. No se trata de escoger entre abordar el cambio climático o la pandemia. Cuidarnos también es cuidar el planeta", destaca Marta Pahissa, responsable de la unidad de transformación ambiental de DKV.

bosque memorial violoncelista Ana Carulla

Fotografía de Sonia Marill / Life Terra - Violoncelista: Ana Carulla

La plantación del bosque memorial DKV, que se ha realizado en colaboración con Volterra y el proyecto europeo LifeTerra, cuenta con ejemplares de especies autóctonas, como encinas, robles carrasqueños, enebra, pino carrasco, cerezo silvestre, algarrobo y olivo silvestre, además de arbustos que contribuyen a la biodiversidad del espacio.


Bosque memorial DKV y Planeta Salud

A finales de 2020 la compañía presentó “Planeta Salud”, su estrategia contra el cambio climático 2030 con la que se comprometen a cumplir varios compromisos como ser la primera aseguradora del país climático-positiva, compensar todas las emisiones generadas por la empresa desde su creación (1932), calcular y ayudar a reducir las emisiones generadas por nuestros grupos de interés, desarrollar productos, soluciones y servicios innovadores frente al cambio climático o plantar al menos 1 millón de árboles hasta el año 2030.

Este último compromiso sigue las recomendaciones internacionales sobre cómo y dónde plantar árboles. Según el Informe  especial del IPCC  de 2019, una mejor gestión del territorio puede contribuir a abordar el cambio climático a través de las llamadas soluciones basadas en la naturaleza (SbN) que retienen el carbono en los bosques, suelos, pastizales y humedales del mundo. Las SbN pueden acumular hasta un tercio de las reducciones de emisiones requeridas para 2030 para cumplir con los objetivos del Acuerdo de París.

Restaurar bosques naturales se ha convertido en una de las estrategias de mitigación climática, dado su potencial para capturar carbono y al mismo tiempo proporcionar beneficios adicionales, como hábitats  para paliar crisis de biodiversidad . DKV Seguros entiende la restauración forestal como una actuación en la lucha contra el cambio climático y no como solución única. Desde la aseguradora trabajan para reducir sus emisiones y extraer el carbono existente de la atmósfera, detener el daño y empezar la restauración. 
 

Comentarios


También te puede gustar...

tonelada_de_CO2
Tonelada de CO2: la unidad de medida de la crisis climática
contaminación de los volcanes
Por qué los volcanes no emiten a la atmósfera más CO2 que los humanos en el mismo periodo de tiempo
mosquitos invasores
Mosquitos invasores y cambio climático