Animales en peligro de extinción en España y por qué hay que protegerlos

El urogallo cantábrico, el visón europeo o la nacra son algunos de los animales en peligro de extinción que se encuentran en una situación más crítica.

animales en peligro de extinción españa

España es uno de los países con mayor biodiversidad de Europa. Sin embargo, se estima que el 66% de las especies están en peligro de extinción. Es decir, ¡dos de cada tres! Es una situación alarmante y que, lamentablemente, se da también en el conjunto del planeta, con alrededor de un millón de especies de animales y plantas -de los ocho millones de especies existentes- en peligro, según el último Informe de la Plataforma Intergubernamental sobre Biodiversidad y Servicios de los Ecosistemas (IPBES). Se habla ya de la sexta gran extinción.

¿Cuáles son los animales en peligro de extinción en España?

Esta son algunos de los animales cuyas poblaciones se encuentran en una situación más crítica en el país:

  • Urogallo cantábrico (Tetrao urogallus cantabricus). Extinguido ya de Galicia y Cantabria, podría correr la misma suerte en Asturias y Castilla y León, de acuerdo con los datos del primer censo completo realizado por el Ministerio para la Transición Ecológica (MITECO). Se estima que quedan menos de 300 ejemplares acantonados entre las comarcas leonesas del Alto Sil y Omaña (80% de la población) y los concejos asturianos de Cangas de Narcea y Degaña (20% de la población). Las principales causas del declive son la proliferación de pistas e infraestructuras, su baja tasa de reproducción, las elevadas densidades de competidores, los depredadores, la calidad del hábitat, la perturbación que se les causa en los períodos críticos y el cambio climático. 

  • Cerceta pardilla (Marmaronetta angustirostris). Es considerado el pato más amenazado de Europa. Hasta mediados del siglo veinte, abundaba en los humedales costeros mediterráneos, especialmente en Doñana, pero su drástico declive en las últimas décadas la sitúa en riesgo inminente de extinción. El número de parejas reproductoras en España, que es casi su único lugar de distribución en Europa, se situó el año pasado en 45 parejas y con una clara tendencia en regresión. La pérdida y degradación del hábitat es su mayor amenaza y hace peligrar la supervivencia de la especie. Los humedales sufren el impacto de la sequía, la contaminación, la proliferación de barreras artificiales y otras amenazas causadas por actividades humanas.

  • Visón europeo (Mustela lutreola). Habita en escasas y pequeñas poblaciones aisladas desde España hasta los Montes Urales, encontrándose en nuestro país su mayor población mundial, con unos 500 ejemplares. Históricamente ha sido una especie muy perseguida por su pelaje. No obstante, su gran declive ha estado motivado por la introducción con fines económicos en Europa de la especie americana, Neovison vison, más oportunista, clasificada en Europa como especie invasora y que, con capacidad de desplazar a la especie europea de su hábitat, es del mismo modo transmisora del llamado parvovirus de la enfermedad aleutiana del visón, mucho más agresivo para la especie europea. 

animales en peligro de extinción en España

  • Nacra (Pinna nobilis). Este molusco bivalvo de más de un metro de longitud y que sólo se encuentra en el Mediterráneo está desapareciendo por culpa de una enfermedad parasitaria. Un primer brote de la enfermedad, en el 2016, causó la desaparición del 99% de los individuos en España. Por su tamaño, se considera una especie estructurante, ya que proporciona nuevos hábitats a otros animales, generando un aumento de la biodiversidad y riqueza específica en los ecosistemas en los que está presente.

  • Alcaudón chico (Lanius minor). Desde los años ochenta, han perdido más del 90% de la población reproductora y ha pasado a ser considerada la especie más escasa de la fauna ibérica. En la actualidad, sólo nidifica en la provincia de Lérida. Las principales amenazas que enfrentan los alcaudones son los cambios climáticos a los que tienen que hacer frente en sus rutas migratorias y la destrucción y degradación de su hábitat por la intensificación de la agricultura. 

El Gobierno y las comunidades autónomas destinan cada vez más esfuerzos en proteger este tesoro natural que es la biodiversidad. Se han creado grupos de trabajo para estudiar las especies más amenazadas y se han implementado medidas para favorecer su repoblación. Como resultado, se han conseguido grandes avances en animales tan emblemáticos como el lince ibérico, el oso pardo, las aves rapaces o el lobo ibérico. 

El del lince ibérico es, quizás, el caso más esperanzador de recuperación de una especie. Los datos del último censo de correspondiente al año 2020, muestran que se han superado los mil ejemplares. La población se ha multiplicado por 10 en apenas 20 años, pasando de 94 linces en 2002 a los 1.111 de 2020. La entidad conservacionista WWF señala que se trata de un “gran éxito para la conservación en España y en el mundo”.  

animales en peligro de extinción España

Por qué es necesario proteger los animales en peligro de extinción

La destrucción de la biodiversidad está detrás del origen de la pandemia de la Covid-19. Y no es la primera vez: más del 70% de las enfermedades humanas han sido transmitidas por especies salvajes en los últimos 40 años. Son, muchas veces, animales con los que hemos entrado en contacto tras haber destruido su hábitat, ya sea para ganar nuevas tierras de cultivo, más espacios urbanos o construir infraestructuras como presas. La consecuencia: el virus del Nilo, la gripe aviar, la fiebre hemorrágica de Crimea-Congo, el virus del Ébola, el coronavirus del síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS-CoV) y un largo etcétera. 

Da la casualidad que las especies que son más proclives a desaparecer son precisamente las que más nos protegen ante la expansión de enfermedades infecciosas. Así lo concluían, ya en el año 2010, varios investigadores de las universidades de Princeton y Cornell y del Bard College (Nueva York) en un artículo publicado en la revista Nature. Es decir, si estas especies desaparecen seremos mucho más vulnerables a nuevos virus y a nuevas pandemias.

Si no protegemos las especies que se encuentran en peligro de extinción la actual pandemia de la Covid-19 será sólo la primera de muchas otras. En manos de todos está el proteger la biodiversidad y evitar otra crisis sanitaria mundial. En palabras del politólogo estadounidense Howard Zinn: “Si la gente pudiera darse cuenta de que el cambio es el resultado de millones de pequeñas acciones, que pueden parecer totalmente insignificantes, entonces no dudarían en realizar estas pequeñas acciones”.

 

Lorena Farràs

Comentarios


También te puede gustar...

aviones y contaminación
Aviones y contaminación: ¿cómo afectan al cambio climático?
Etica en la empresa
Ética empresarial: ¿qué es y por qué es tan necesaria?
Futuro sostenible
Encaminándonos hacia un futuro sostenible