Día Mundial de los Océanos: nuestro océano es nuestro futuro

Es urgente realizar una gestión sostenible de los océanos, su salud está íntimamente ligada a nuestra salud.

Día Mundial de los Océanos

Hoy, 8 de junio se celebra en todo el mundo el Día Mundial de los Océanos. Los objetivos de este evento son claros: concienciar a toda la población sobre su importancia, sobre los impactos que tienen muchas actividades humanas y la poner en marcha un movimiento mundial ciudadano a favor de los océanos.

Desde Naciones Unidas señalan que quizá al pensar en los océanos no los asociamos a los riesgos para la salud pública. “Sin embargo, cada vez más, la salud del océano está íntimamente ligada a nuestra salud. Algunos pueden sorprenderse al saber que organismos descubiertos a profundidades extremas se utilizan para acelerar la detección de COVID-19, y lo que podría ser aún más asombroso, que este es un ecosistema que podría dar una solución a la humanidad”.

Día Mundial de los Océanos para recordar que son fuente de vida

Los océanos son un componente esencial del ecosistema de la tierra, una fuente de biodiversidad, alimentos y vida. Aunque la lista es interminable señalamos algunos beneficios que según la FAO nos proporcionan los océanos:

  • Los océanos son una fuente importante de alimentos. En ellos se concentra el 80 % de la biodiversidad del planeta, y son el ecosistema más grande de la tierra. El pescado proporciona el 20 % de la proteína animal para unos 3 mil millones de personas.
  • La pesca y la acuacultura contribuyen directa e indirectamente a los medios de vida y familias de unos 600 a 800 millones de personas, lo que representa un 12 % de la población mundial. Una mejor gestión de los recursos de los océanos es crucial para garantizar la seguridad alimentaria en el mundo.
  • Proporcionan energía renovable. Se han desarrollado dispositivos para generar electricidad a partir de las olas y las mareas, así como parques eólicos marinos.
  • Regulan el clima. Los océanos absorben entre un 25 y un 30 % de todo el CO2 que los humanos emitimos a la atmosfera. Son un “sumidero de carbón”, pero esa capacidad de absorción es limitada. Cerca del 90 % del calor extra causado por el calentamiento global se queda en los océanos. Sin este servicio y sin los efectos de calentamiento y enfriamiento de las corrientes marinas, las temperaturas mundiales serían demasiado inestables como para sustentar la vida.
  • Influyen en el clima. A medida que los océanos se calientan por los rayos del sol, el agua se evapora desde sus superficies y luego se condensa para formar nubes, como parte del ciclo del agua. Así es como conseguimos la lluvia y por lo tanto el agua potable. Pero también contribuyen al viento, tormentas y huracanes, y el monzón que viven millones de personas en el sur de Asia.
  • Fuentes de medicinas. Invertebrados marinos producen antibióticos, anticancerígenos y substancias antiinflamatorias. También algas, bacterias y animales marinos poseen propiedades medicinales de gran utilidad.
  • Influyen en nuestra salud y bienestar. El agua es conocida para calmar y reducir la ansiedad en las personas y se cree que estar cerca de los espacios de color azul, como el mar, tiene efectos positivos en nuestra salud mental.

Océanos saludables, planeta saludable

Vemos que la vida tal y como la conocemos no podría existir sin los océanos: el desafío es enorme. Hemos señalado que debemos revertir la situación actual en la que: 8 millones de toneladas de plástico llegan al año a los océanos (equivalente a volcar en el mar un camión de basura cada minuto); según la ONU existen 51.000 millones de partículas microplásticas en los mares, ¡500 veces más que estrellas en nuestra galaxia!; o la advertencia de la Fundación Ellen MacArthur que nos avisa de la necesidad de un cambio de tendencia o en 2025, nuestros océanos tendrán 1 tonelada de plástico por cada 3 de pescado y en 2050 serán más los plásticos que los peces (en peso).

El tema de este año del Día Mundial de los Océanos de la ONU 2020 es “Innovación para un océano sostenible”. Todo un acierto ya que se centra en la necesidad de soluciones innovadoras en categorías que “incluyen tecnología, infraestructura de sistemas, gestión de recursos, productos de consumo, finanzas y exploración científica, y describen cómo estas innovaciones pueden aplicarse, su impacto potencial y los recursos necesarios para transformarlas en soluciones duraderas”.

Además, el tema de este año es especialmente relevante en el período previo a la Decenio de las Naciones Unidas de Ciencias del Océano para el Desarrollo Sostenible (2021 a 2030) que fortalecerá la cooperación internacional para desarrollar la investigación científica y las tecnologías innovadoras que puedan conectar la ciencia oceánica con las necesidades de la sociedad.

Todos debemos contribuir a lograr las metas del Objetivo 14 de la Agenda 2030 - Conservar y utilizar en forma sostenible los océanos, los mares y los recursos marinos para el desarrollo sostenible. Si no sabes por donde empezar comienza con estos 8 sencillos consejos que evitarán que plásticos y microplásticos acaben en nuestros mares y océanos.

día mundial de los océanos

Si quieres un compromiso mayor no te pierdas el Observatorio de Salud y Medioambiente 2019 – “Contaminación por plásticos. Uno de los mayores desafíos ambientales del siglo XXI", encontrarás un montón de ideas para desplastificar tu día a día y con ello mejorar la salud de los océanos.

Por Ana Lapeña, ECODES

Etiquetas: Días mundiales

Comentarios


También te puede gustar...

planeta salud
Planeta Salud: la nueva estrategia de DKV contra el cambio climático
contaminación del aire interior
Cómo evitar la contaminación del aire interior en tu hogar
exposoma
Exposoma: una forma más completa de medir las exposiciones ambientales y sus consecuencias en la salud