Soluciones basadas en la naturaleza

Soluciones basadas en la naturaleza, un cambio de enfoque para afrontar los retos humanos desde una perspectiva holística.

soluciones basadas en la naturaleza

Según define la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), las Soluciones basadas en la Naturaleza (o SbN) son acciones para proteger, gestionar de forma sostenible y restaurar ecosistemas naturales o modificados, que abordan los desafíos sociales de manera efectiva y adaptativa, proporcionando simultáneamente bienestar humano y beneficios para la biodiversidad, con el cambio climático, la seguridad alimentaria, los riesgos de desastres, la seguridad hídrica, el desarrollo social y económico y la salud humana son los desafíos sociales comunes (Cohen-Shacham et al. 2016). Por su parte, la definición propuesta por la Unión Europea indica que las SbN tienen el objetivo de ayudar a las sociedades a enfrentar de forma sostenible problemas ambientales, sociales y económicos. Explicado de un modo más coloquial, podemos llamar SbN a aquella acción destinada a solucionar a un problema ambiental, social o económico mediante el uso de la naturaleza en sus múltiples formas, ya sea mediante la restauración de ecosistemas, la plantación de vegetación o el uso del ciclo hídrico.

Las Soluciones basadas en la Naturaleza como enfoque de trabajo

En efecto, las Soluciones basadas en la Naturaleza no son un conjunto de técnicas o aplicaciones de la naturaleza concreta, sino que es un enfoque de trabajo que persigue dar solución a problemas específicos utilizando la naturaleza como mejor alternativa frente a las soluciones de ingeniería o arquitectura tradicionales, o soluciones grises. De tal modo, pueden diseñarse infinidad de SbN destinadas a dar solución a problemas muy diversos, desde problemas estrictamente ambientales, como la mejora de la calidad del aire, las aguas o la mitigación y adaptación al cambio climático, pero también sociales, como son aquellos de relacionados con la integración social; económicos, como la lucha contra la pobreza; o de salud, como la reducción de riesgos ambientales y la mejora de la salud mental, por señalar algunos ejemplos. Precisamente, una de las principales ventajas de las SbN es su capacidad de generar externalidades múltiples, de modo que una SbN destinada a dar solución a una problemática concreta ofrece, a su vez, beneficios en el resto de ámbitos. A modo de ejemplo, la aplicación de fachadas y cubiertas verdes en un colegio destinadas a mejorar el aislamiento de la envolvente del edificio ofrecen, además, beneficios a nivel de mitigación del cambio climático, mejora la biodiversidad, no sólo vegetal, sino también de insectos o aves, e incluso ofrece oportunidades en materia de educación ambiental, de trabajo en equipo y mejora de la convivencia a través de la celebración de actividades relacionadas con estos nuevos elementos.

Y es en esta oportunidad de conseguir beneficios múltiples donde las Soluciones basadas en la Naturaleza brillan frente a otras soluciones y por lo que se debe de considerar y priorizar su desarrollo. Cuando usamos elementos naturales para sacar partido de una de sus características que nos permita dar solución a una cuestión específica estamos poniendo en marcha, en realidad, un sistema completo de servicios ecosistémicos con implicaciones locales, regionales y globales de las que podremos disfrutar de forma adicional, como son la generación de oxígeno, la regulación térmica, la regulación del ciclo hidrológico, la fijación de carbono, la disponibilidad de nuevos hábitats, etc.

Es por ello que, mientras que determinadas SbN pueden suponer mayores costes de construcción y mantenimiento frente a sus alternativas grises, se debe considerar el conjunto de beneficios significativos que implica su aplicación para realizar un análisis de costes y beneficios completo. Sin embargo, la identificación y valoración de los beneficios que aportan las SbN es un asunto complejo, tanto por su cantidad y diversidad (ambientales, sociales, de salud, etc.), como por la dificultad en algunos casos de estimar y traducir los beneficios a un lenguaje económico. A modo de ejemplo, mientras que la relación entre SbN y beneficios relacionados con salud mental está bien establecida y existe una amplia documentación científica que la avala (Giuseppina et al 2021[1]), las entidades que están promoviendo o aplicando SbN pueden encontrar dificultades en estimar económicamente estos beneficios (¿qué ahorro en gastos sanitarios se están produciendo por efecto de las SbN?) y en consecuencia este factor puede quedar fuera del análisis de alternativas.

Con todo lo dicho anteriormente, se hace evidente la oportunidad que ofrecen las SbN tanto a nivel de adaptación como de mitigación del cambio climático. La aplicación de SbN aplicadas a diferentes retos ambientales, sociales o económicos y en diferentes escalas, está contribuyendo al crecimiento de una infraestructura verde capaz de absorber carbono y generar oxígeno. Sin embargo, el trabajo con enfoque SbN implica algo más, y es comenzar a trabajar con una perspectiva holística de las repercusiones del proyecto que se desea impulsar sobre el entorno ambiental y social en el que se desarrolla; donde se ponga en valor la contribución de nuestra iniciativa a los objetivos comunes, como los ODS y la Agenda 2030; pero también capaz de prever y compensar potenciales impactos negativos. Esta visión holística, implícita en otros enfoques como el de Salud en todas las políticas[2], resulta clave para afrontar los retos globales y alcanzar sociedades verdaderamente sostenibles.

Algunos ejemplos de Soluciones basadas en la Naturaleza

Por supuesto, las Soluciones basadas en la Naturaleza no sólo ofrecen un beneficio colateral en relación al cambio climático y son múltiples los proyectos a nivel nacional que están trabajando en materia de SbN y reto climático. Por citar algunos ejemplos, cabe destacar el proyecto Life My Building is Green, que explora cómo las SbN ofrecen soluciones de adaptación al cambio climático en edificios de colegios y centros sociales, con el objetivo de mejorar las condiciones de habitabilidad de los mismos, especialmente en relación a mitigar los efectos de las olas de calor sobre sus ocupantes. También cabe destacar la apuesta que están realizando diversas ciudades en las SbN como estrategia para su transición ecológica; es el caso de la ciudad de Salamanca, que en 2020 puso en marcha el Life Vía de la Plata para avanzar hacia un modelo centrado en 6 elementos clave: la adaptación al cambio climático, la infraestructura verde, su papel como Patrimonio de la Humanidad, los servicios de los ecosistemas, el machine learning y la ciudadanía. 

ejemplo de soluciones basadas en la naturaleza Life Vía de la Plata

Life Vía de la Plata

El impulso de las ciudades y la experiencia de los proyectos de innovación que se han desarrollado durante el último lustro están favoreciendo que cada vez más las SbN estén en el centro de atención y estén proliferando los proyectos que las aplican tanto en medios urbanos y periurbanos como en ámbitos rurales y espacios naturales. Sin embargo, siguen existiendo muchas dificultades; barreras técnicas, de medición de impactos, relacionadas con gobernanza, de comunicación al ciudadano, de identificación y mitigación externalidades negativas asociadas a las SbN (como serían las alergias), entre otras. Desde el Observatorio de las SbN en España, coordinado por Fundación Conama y la Oficina de Cooperación del Mediterráneo de la UICN, se está trabajando para que todos aquellos profesionales y entidades implicados puedan encontrar un espacio donde compartir su experiencia, resolver inquietudes, hallar la vía para superar las barreras encontradas y colaborar para desarrollar nuevas herramientas prácticas. Todos aquellos interesados pueden acceder a sus contenidos y darse de alta en su comunidad en http://sbn.conama.org/

 

Por Víctor Irigoyen, Fundación Conama


[1] https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC7889499/

[2] https://www.who.int/social_determinants/publications/health-policies-manual/key-messages-es.pdf

Comentarios


También te puede gustar...

tonelada_de_CO2
Tonelada de CO2: la unidad de medida de la crisis climática
contaminación de los volcanes
Por qué los volcanes no emiten a la atmósfera más CO2 que los humanos en el mismo periodo de tiempo
mosquitos invasores
Mosquitos invasores y cambio climático