Año Internacional de la Sanidad Vegetal: proteger las plantas, proteger la vida.

Las plantas son la fuente del aire que respiramos y de la mayoría de los alimentos que comemos, sin embargo a menudo no pensamos en preservar su salud. Esto puede producir consecuencias devastadoras.

Las Naciones Unidas han declarado 2020 Año Internacional de la #SanidadVegetal. Señalan que este año es una oportunidad única e irrepetible para sensibilizar a escala internacional sobre cómo la protección de la sanidad vegetal puede ayudar a acabar con el hambre, reducir la pobreza, proteger el medioambiente y estimular el desarrollo económico.

Las plantas son la fuente del aire que respiramos y de la mayoría de los alimentos que comemos, sin embargo a menudo no pensamos en preservar su salud. Esto puede producir consecuencias devastadoras.

Hechos clave que señala la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO)

  • Las plantas son vida. Las plantas constituyen el 80 % de los alimentos que comemos y producen el 98 % del oxígeno que respiramos.
  • Beneficios económicos. El valor anual del comercio en productos agrícolas casi se ha triplicado en la última década, principalmente en las economías emergentes y en los países en desarrollo, alcanzando los 1,7 billones de USD.
  • Una demanda creciente. La FAO estima que la producción agrícola debe aumentar en un 60 % para el año 2050 con el fin de alimentar a una población mayor y generalmente más rica.
  • La destrucción de las plagas. Las plagas de plantas son responsables de las pérdidas de hasta el 40 % de los cultivos alimentarios mundiales y de las pérdidas comerciales en productos agrícolas que superan los 220.000 millones de USD anuales.
  • Repercusiones climáticas. El cambio climático amenaza con reducir no solo la cantidad de cultivos, disminuyendo los rendimientos, sino también su valor nutritivo. El aumento de las temperaturas también significa que están apareciendo antes un número mayor de plagas de plantas y en lugares donde nunca se habían visto con anterioridad.
  • Bichos beneficiosos. Los insectos beneficiosos son fundamentales para la sanidad vegetal: para la polinización, lucha antiparasitaria, salud del suelo y reciclaje de nutrientes. Sin embargo, la abundancia de insectos ha caído un 80 % en los 25-30 años.
  • Plagas hambrientas. Un millón de langostas puede comer aproximadamente una tonelada de alimento al día, y los enjambres más grandes pueden consumir más de 100.000 toneladas diarias o lo suficiente como para alimentar a decenas de miles de personas durante un año.

#SanidadVegetal: “Tu salud depende de mi salud. Tu vida depende de mi vida. Yo soy las plantas. Yo soy la vida”.

Según la FAO: “El cambio climático y las actividades humanas han alterado los ecosistemas, reduciendo la biodiversidad y creando nichos ecológicos nuevos donde las plagas pueden desarrollarse. Al mismo tiempo, el comercio y los viajes internacionales han triplicado su volumen en la última década y pueden contribuir a la propagación rápida de plagas y enfermedades en todo el mundo, dañando considerablemente las plantas autóctonas y el medio ambiente”. La sanidad vegetal se encuentra cada vez más amenazada.

Además señalan que la protección fitosanitaria contra plagas y enfermedades es mucho más rentable que gestionar emergencias de sanidad vegetal a gran escala. Es fundamental la prevención ya que, a menudo, es imposible erradicar plagas y enfermedades en plantas una vez que se han establecido.

¿Cómo mejorar la sanidad vegetal? Adoptando un enfoque ecosistémico.

El enfoque ecosistémico que propone la FAO combina estrategias y prácticas de gestión diferentes minimizando el uso de plaguicidas, evitando sustancias tóxicas cuando se manejan plagas de manera que se produzcan cultivos saludables que protejan el medio ambiente, a los polinizadores, a los enemigos naturales de las plagas, a los organismos beneficiosos y a las personas y animales que dependen de las plantas.

Desde la FAO llaman la atención sobre el papel que cada uno debe desempeñar, no solo los agricultores son una pieza clave en la sanidad vegetal, algunas acciones son:

  • Todo el mundo debemos evitar llevar plantas y productos vegetales (por ejemplo, semillas, hortalizas, flores cortadas) consigo en sus desplazamientos transfronterizos.
  • Puedes hacer correr la voz sobre la #SanidadVegetal en las redes sociales y en tu comunidad, durante todo 2020 y más adelante.
  • Toma medidas diarias para reducir su huella ambiental y participa activamente en iniciativas para proteger y gestionar los recursos naturales.
  • Las personas involucradas en el sector del transporte deben asegurarse de que los barcos, aviones, camiones y trenes no transporten plagas y enfermedades de las plantas a nuevas zonas.
  • Los gobiernos deben aumentar su asistencia a las organizaciones nacionales y regionales de sanidad vegetal que constituyen la primera línea de defensa.

Participa en el concurso fotográfico convocado por la FAO

También puedes participar en el Concurso de fotografía de la FAO y ganar un viaje para asistir a un acto relacionado con la sanidad vegetal o un viaje de misión fotográfica. Las fotos ganadoras se expondrán en línea y se exhibirán en la Sede de la FAO y en eventos en todo el mundo. Toda la información en http://www.fao.org/plant-health-2020/photo-contest/enter-the-contest/es/

Más información

Web del Año Internacional: http://www.fao.org/plant-health-2020/

Por ECODES

Etiquetas: Salud

Comentarios


También te puede gustar...

Los bosques son beneficiosos para nuestra salud. Cuidémoslos.
Cómo hacer un uso eficiente del agua para ayudar a combatir el cambio climático
Salud planetaria: la salud humana y la del planeta como objetivo común