Espacios verdes: ¿cuáles son sus beneficios para la salud?

Los efectos beneficiosos de los espacios verdes sobre la salud generan una atención creciente en la comunidad científica. El vínculo entre naturaleza y salud, sin embargo, no es nuevo para la medicina.

espacios verdes

Entre los espacios verdes y la salud humana existe un fuerte vínculo. Una relación que, de alguna manera, también se ha reflejado en la medicina. En la propia arquitectura de los hospitales era habitual contemplar la construcción de jardines que proporcionasen a los pacientes un espacio para la relajación y la recuperación fuera de las habitaciones. Los sanatorios acostumbraban a situarse en zonas costeras o de montaña para que los usuarios pudiesen beneficiarse del contacto con la naturaleza.

La literatura científica no es ajena a los beneficios del contacto con los espacios verdes para la salud humana. Ya en 1984, un artículo en Science reportaba beneficios de los árboles en personas convalecientes de cirugía de la vesícula biliar. El estudio analizó la estancia postoperatoria de pacientes de un hospital suburbano de Pennsylvania (EE UU), que estuvieron repartidos en dos clases de habitaciones: unas con vistas a una zona de arbolado y otras cuyas ventanas daban a una pared de ladrillos. En lo que se refiere a las demás características y equipamientos, las habitaciones de ambos grupos eran iguales. Los resultados mostraron que los pacientes con vistas a espacios verdes tuvieron menos días de estancia postoperatoria, tomaron menos analgésicos y recibieron menos comentarios negativos de evaluación en los partes de enfermería que los pacientes cuya ventana daba a la pared. Este fue el primer estudio que mostró que la simple vista de una zona con árboles podía traducirse en beneficios para la salud.

espacios verdes estudio

La atención de la ciencia hacia los efectos positivos del contacto con la naturaleza en la salud viene en aumento, en parte porque, actualmente, el acceso de las personas que viven en ciudades a espacios naturales es muy escaso. Rodeadas de tráfico, contaminación atmosférica, ruido y en un entorno densamente poblado, su contacto con los espacios verdes puede verse limitado en muchos casos a parques, árboles urbanos o a jardines comunitarios. Sin embargo, existen estudios que indican que incluso este tipo de exposiciones pueden ofrecer cierto alivio de los estresores urbanos y, en consecuencia, ser beneficiosas para la salud. 

Espacios verdes y sus beneficios sobre la salud
 

espacios verdes beneficios

Algunas publicaciones indican que las personas que viven cerca de espacios verdes o espacios naturales, o aquellas que los visitan de forma regular, muestran un menor riesgo de enfermedades no transmisibles, menos riesgo de mortalidad y mejor salud general y bienestar que las menos expuestas a estos espacios. 

Un estudio reciente que resumía los hallazgos de 143 investigaciones concluía que una mayor exposición a espacios verdes está asociada con menor riesgo de diabetes tipo 2 (un 28% menos, según datos basados en seis estudios), una frecuencia cardíaca en reposo más baja (2,6 latidos por minuto menos de media, según 10 estudios) y una presión arterial diastólica más baja (2 mmHg menos de media, según 12 estudios). 

Asimismo, concluyó que la exposición a espacios verdes también está asociada con mejores resultados en el parto, por ejemplo, con un riesgo reducido de parto prematuro (un 13%, según datos basados en seis estudios) y con menos riesgo de niños pequeños para la edad gestacional (un 19% menos, según datos basados en cuatro estudios). 
Además, se observó que el riesgo de mortalidad por todas las causas y de mortalidad cardiovascular sería un 31% y un 16% más bajo, respectivamente, en las personas con mayor exposición al espacio verde en comparación con aquellas que están menos expuestas. 

Por último, las personas con una exposición elevada al espacio verde manifiestan mejor percepción acerca de su estado de salud. En concreto, las probabilidades de que reporten una buena salud son un 12% más elevadas que en el caso de las personas con menor contacto con espacios verdes.

¿Por qué vías se producen los beneficios en salud?

Se cree que los efectos beneficiosos de los espacios verdes para la salud se producen a través de diversas vías. Los espacios naturales alientan a las personas a estar físicamente activas, y hay indicaciones de que hacer ejercicio en la naturaleza tiene beneficios adicionales en comparación con el ejercicio en espacios interiores. La naturaleza ofrece un lugar para la reducción del estrés y la restauración de la atención, lo cual conduce a subsiguientes beneficios para la salud mental. En el ámbito urbano constituye un espacio en el que las personas pueden encontrarse, por lo que facilita la interacción, crea cohesión social en los vecindarios y ayuda a prevenir la soledad. 

Los espacios verdes también mitigan las exposiciones urbanas perjudiciales

También se cree que el verde urbano actúa como un amortiguador contra las exposiciones dañinas asociadas con la vida en la ciudad. Por ejemplo, se sabe que los árboles ayudan a filtrar la contaminación atmosférica y ejercen de barrera reductora del ruido, por lo que los espacios naturales ubicados en lugares con mucho tráfico podrían ayudar a mejorar la calidad del aire y a reducir la contaminación acústica. Otra de sus propiedades es la de absorber el calor y proporcionar sombra. En los días calurosos, la vegetación puede proporcionar un enfriamiento de hasta 4 grados centígrados, algo especialmente importante en un momento en que las consecuencias del cambio climático son ya evidentes en los termómetros de las ciudades españolas.
 
Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), “hay muy pocas intervenciones de salud pública, si es que existe alguna, que puedan lograr todo esto, y especialmente su impacto en los estilos de vida activos, el bienestar mental y la interacción social se destaca frecuentemente como un beneficio clave”. 

A partir de la evidencia científica, los profesionales de la salud están volviendo a tener en cuenta el potencial de las visitas a la naturaleza. No solo a través de los jardines hospitalarios y sanatorios cerca de la naturaleza, como antaño, sino también como parte de un enfoque estructurado y no farmacológico de los problemas de salud. Por ejemplo, desde octubre de 2018, los médicos de familia de las Islas Shetland en Escocia pueden prescribir visitas a la naturaleza a sus pacientes. Se han elaborado folletos que describen los beneficios de los espacios naturales para la salud y que sugieren actividades locales que incluyen observación de aves y rutas para caminar. 

Con el 80% de la población española viviendo en ciudades, resulta fundamental generar entornos urbanos que permitan estilos de vida saludables. La OMS afirma que “el espacio verde urbano es un componente necesario para proporcionar ciudades saludables, sostenibles y habitables”. Lograr que las personas acudan a espacios naturales es, en conclusión, una estrategia que no solo puede ayudar a prevenir enfermedades y generar beneficios directos en la salud de las personas, sino que también puede ayudar a reducir los costes derivados de atención médica.


Escrito por la Dra. Wilma Zijlema, epidemióloga ambiental, investigadora postdoctoral en Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal).

 
Bibliografía
1. Ulrich RS. View through a window may influence recovery from surgery. Science [Internet]. 1984 Apr 27;224(4647):420–1. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/6143402
2. Nieuwenhuijsen MJ, Khreis H, Triguero-Mas M, Gascon M, Dadvand P. Fifty Shades of Green: Pathway to Healthy Urban Living. Epidemiology. 2017 Jan;28(1):63-71. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27525811
3. Frumkin H, Bratman GN, Breslow SJ, Cochran B, Kahn PH Jr, Lawler JJ, Levin PS, Tandon PS, Varanasi, Wolf KL, Wood SA. Nature Contact and Human Health: A Research Agenda. Environ Health Perspect. 2017 Jul 31;125(7):075001. doi: 10.1289/EHP1663.
4. Twohig-Bennett C, Jones A. The health benefits of the great outdoors: A systematic review and meta-analysis of greenspace exposure and health outcomes. Environ Res [Internet]. 2018 Oct 1;166:628–37. Available from: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0013935118303323
5. Markevych I, Schoierer J, Hartig T, Chudnovsky A, Hystad P, Dzhambov AM, et al. Exploring pathways linking greenspace to health: Theoretical and methodological guidance. Environ Res [Internet]. 2017;158:301–17. Available from: http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0013935117303067
6. World Health Organization (WHO). Urban green space interventions and health: A review of impacts and effectiveness [Internet]. Copenhagen; 2017. Available from: http://www.euro.who.int/en/health-topics/environment-and-health/urban-health/publications/2017/urban-green-space-interventions-and-health-a-review-of-impacts-and-effectiveness.-full-report-2017
7. The World Bank. Urban population. 2018. https://data.worldbank.org/indicator/SP.URB.TOTL.IN.ZS?locations=ES&page=1
8. Vert, C., Nieuwenhuijsen, M. J., Gascon, M., Grellier, J., Fleming, L. E., White, M. P., & Rojas-Rueda, D. (2019). Health Benefits of Physical Activity Related to An Urban Riverside Regeneration. Int J Environ Res Public Health, 16(462), 1–16. http://doi.org/10.3390/ijerph16030462

Etiquetas: Naturaleza saludable