Emprender supone un reto para cualquier persona, pero, desgraciadamente las trabas aumentan muchas veces para las mujeres y, a pesar de los beneficios para la sociedad y la economía, el emprendimiento femenino no es un camino fácil. Más bien es un camino lleno de baches: falta de oportunidades, desigualdad, acceso limitado a la tecnología y a la financiación…
[Leer Entrada]