La comida ecológica en auge

Las grandes cadenas de supermercados cada vez destinan más espacio en sus locales a productos ecológicos. Los españoles han aumentado el consumo de este tipo de alimentos en un 25% el último año.

Miniatura

Nuestro país es el que más superficie destina al cultivo ecológico de la Unión Europea. Sin embargo, la comida ecológica apenas supera los 1.500 millones de euros, la sexta parte que Alemania, y muy por detrás de Francia. Estos datos son del Ministerio Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente.

  1. Comida ecológica: una tendencia al alza en España
  2. La adaptación de los supermercados tradicionales
  3. Su precio, una barrera cada día menor
  4. Cada vez gastaremos más en comida ecológica 

Comida ecológica: una tendencia al alza en España

Otras informaciones apuntan a que esta descompensación se está corrigiendo: el consumo de alimentos ecológicos ha aumentado, solo en el último año, en casi un 25%

Una tendencia al alza, si nos fijamos en la importancia cada vez mayor que les dan las cadenas generalistas de supermercados. Si hasta hace poco la pugna era apretar los precios al máximo por medio de las marcas blancas, ahora, las secciones «eco» ganan terreno en sus locales, tanto en las grandes superficies como en sus establecimientos de proximidad, de menor tamaño. Ese aumento, visto en perspectiva, está lejos de ser una moda pasajera: lo ‘eco’ ha llegado para quedarse. 

La adaptación de los supermercados tradicionales

Según datos de Mercadona, el grupo ha aumentado su oferta de productos como la quinoa, la chía o las semillas de lino, y cada vez se adquieren más alimentos proteicos, platos vegetales y suplementos. El Corte Inglés ha creado espacios específicos dentro de sus locales, y Carrefour ha abierto hace apenas unos meses su primer supermercado de alimentación exclusivamente ecológica en Madrid. Las estanterías de los supermercados de la cooperativa valenciana Consum, por su parte, han llegado a 95 referencias de productos ecológicos, el doble que a principios de año. Antes de 2016, la cadena apenas ofrecía este tipo de alimentos. 

Su precio, una barrera cada día menor

Aunque las grandes cadenas acaban de subirse al carro, no son las primeras en llegar. Desde hace unos años han ido surgiendo establecimientos especializados en productos ecológicos, la mayoría de proximidad. El problema era que, según el Ministerio, el precio estaba entre un 25 y un 50% por encima del de alimentos convencionales, una barrera que hasta ahora los relegaba a un público minoritario. Sin embargo, el aumento de la disponibilidad en las estanterías de todo tipo de establecimientos –algo indudablemente unido a la concienciación con los temas medioambientales– han hecho que, afortunadamente, la situación haya cambiado mucho en los últimos años.

Cada vez gastaremos más en comida ecológica 

La mayor concienciación ciudadana y la entrada de nuevos competidores, según los expertos, está produciendo que estas distancias se acorten, una tendencia que seguirá en el futuro, a la vista de las optimistas expectativas del Ministerio: la facturación de productos eco en España se situará en los 2.200 millones en 2025, lo que elevará el gasto medio de los 32 euros actuales a 42 por habitante y año. Así, se espera que la base de compradores aumente desde el medio millón contabilizado en 2013 a los dos que serán en 2025. 

Aunque estas cifras puedan resultar positivas, la realidad es que, a día de hoy, los alimentos ecológicos todavía suponen el 1,7% de nuestra cesta de la compra, muy por debajo del 9,7% de países como Dinamarca. Estamos en el buen camino, pero aún queda mucho por recorrer

Etiquetas: Salud