La telemedicina y su revolución

¿Qué impacto tienen las TIC en la atención sanitaria? ¿Cómo pueden las nuevas tecnologías cambiar la relación médico-paciente? ¿En qué medida la innovación tiene la capacidad de mejorar los servicios médicos? Bienvenidos a la revolución de la telemedicina.

Miniatura

Gracias a la aplicación de la innovación y las nuevas tecnologías en el campo de la telemedicina, en 15 años la atención sanitaria online se extenderá a 1.600 millones de personas en todo el mundo, según el estudio SMARTer2030 realizado por Accenture y GeSI (Global e-Sustainability Initiative), que analiza el impacto positivo que tendrán las TIC a nivel global. «Nuestras conclusiones muestran que las TIC tienen la capacidad de hacer que el mundo en 2030 sea más limpio, sano y próspero con mayores oportunidades para todas las personas», afirma Luis Neves, presidente de GeSI.

  1. La telemedicina, una puerta hacia millones de usuarios
  2. Un control más integral del paciente con un menor coste
  3. Un mayor acceso universal a la medicina 

La telemedicina, una puerta hacia millones de usuarios

Esa capacidad de mejorar el mundo, llega también al campo de la salud y la medicina. Gracias a las nuevas tecnologías, las aplicaciones móviles y la conectividad a Internet, se pueden desarrollar infraestructuras innovadoras con el potencial de transformar la atención de millones de personas. Es lo que se conoce como telemedicina.

Según la Asociación Americana de Telemedicina , esta disciplina es el intercambio de información médica a través de vías de comunicación electrónicas para la salud y la educación del paciente –o incluso proveedor de servicios sanitarios– con el objetivo de mejorar su asistencia. Así, la finalidad de esta práctica es hacer que tanto la atención como el trato sanitario de las personas sea mejor y más rápido, posibilitando la comunicación interactiva a distancia y a tiempo real entre médico y paciente.

Un control más integral del paciente con un menor coste

La aplicación de las TIC en el campo de la salud no solo facilita las prestaciones de servicios médicos a distancia, sino que también permite acceder a historiales clínicos electrónicos, obtener citas online o concertar una consulta con los médicos responsables del tratamiento. Desde 2017 que DKV también cuenta con un servicio de médico online a través de Digital Doctor.

Muchos expertos señalan también que los servicios de salud online (eSalud) favorecen la atención integral de los pacientes. Además, hacen que estos estén más involucrados e informados de sus síntomas y enfermedades, estimulando el trabajo en red. Este tipo de dinámicas fomentan la interoperabilidad en las organizaciones sanitarias (desde la gestión administrativa hasta los tratamientos, pasando por los diagnósticos) y ahorran costes tanto de infraestructura como de recursos humanos.

Así, la telemedicina puede reducir las estancias hospitalarias y el número de desplazamientos, además de mejorar la gestión de la demanda de servicios: una gran apuesta para dar solución a los retos socioeconómicos a los que se enfrentan los sistemas de salud a nivel mundial.

Un mayor acceso universal a la medicina 

Una de las mayores ventajas de esta nueva tecnología médica es que combate las desigualdades en el acceso a las infraestructuras y recursos sanitarios, ya que permite acceder a muchas más personas y rincones del mundo. Gracias a las TIC, los cuidados de la salud pueden ser universales, ya que tienen el poder de llegar a colectivos en zonas rurales y remotas, a individuos con bajos ingresos o a zonas donde no siempre hay profesionales y servicios médicos especializados.

La atención a zonas y colectivos con dificultad de acceso a los servicios médicos es uno de los motivos por los que la telemedicina se perfila como una vía muy útil para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de Naciones Unidas. En el capítulo de la salud, se pretende garantizar un estilo de vida saludable y promover el bienestar de todas las personas, por lo que invertir en este tipo de tecnología puede ser uno de los medios más efectivos para derribar barreras y conseguir que la sanidad llegue a todas las personas del mundo.

Tal es la fuerza y alcance de la revolución de la telemedicina y los servicios asociados a ella, que la OMS creó hace unos años el Observatorio global para la eSalud (Global Observatory sHealth), con el objetivo fundamental de mejorar la salud a nivel global proporcionando a los estados miembros información estratégica en prácticas efectivas para mejorar los servicios médicos de cara a lograr un objetivo común: que la salud sea un derecho universal al que puedan acceder todos los individuos.

Por Carmen Gómez-Cotta

Etiquetas: Salud