Por qué la producción ecológica es buena para todos y para todo

La Sociedad Española de Agricultura Ecológica/Agroecología (SEAE) recoge los principales argumentos sobre las contribuciones de la producción ecológica al medioambiente, a la calidad de los alimentos y la sociedad en conjunto. Descubre cuáles son en este artículo.

producción ecológica

 

La agricultura, fuente de nuestros alimentos

Desde que comenzara la revolución verde industrial en los 60, la agricultura convencional basada en el uso de los insumos químicos de sintesis se ha planteado como la práctica agrícola aceptada por norma generalizada y por tanto, en la que se basa la mayor parte de la producción de alimentos para nuestra sociedad.

Esta agricultura industrializada tiene su sustento en factores como la búsqueda de la máxima productividad y rentabilidad al mínimo coste, la exagerada mecanización de las labores agrícolas, la pérdida de biodiversidad y en la extensión de los monocultivos, entre otros. La intensificación de este modelo convencional de producción agroalimentaria (donde incluimos no solo a la agricultura, sino también a la ganadería intensiva) supone además la intensificación de los impactos negativos sobre el medio ambiente: erosión del suelo, la reducción de la biodiversidad, la contaminación de acuíferos, el calentamiento global y la liberación de Gases Efecto Invernadero.Y estos mismos hechos igualmente manifiestan sus consecuencias en forma de problemas globales relacionados con el binomio agricultura-alimentación: malnutrición (hambre, obesidad y enfermedades relacionadas), excedentes, desperdicio alimentario y despilfarro de alimentos así como su escasez en determinadas partes de este planeta. ¿Es éste el sistema agroalimentario que queremos o es que no existen otras posibilidades más equitativas, sanas y saludables para las personas y el planeta?

Diagramas de pétalos de flores para dimensiones de productividad, económicas, mediomabientales y sociales para el modelo de agricultura convencional y ecológica.Reganold, J.P.; Wachter, J.M. 2016. Organic agriculture in the twenty-first century. Nature Plants, 2: 15221.

Organismos científicos internacionales, compuestos por paneles de expertos de todo el mundo, alertan de todas esas consecuencias actualizando año tras año, cumbre tras cumbre, informes con datos fehacientes y recomendaciones para que sean aplicadas, cada vez con mayor urgencia. Y, entre estas recomendaciones, la producción ecológica de alimentos se presenta como la alternativa sostenible a los graves problemas, muchos de ellos derivados de esa agricultura intensiva e industrializada que domina el modo de producir nuestros alimentos.

Producción ecológica, la alternativa demostrada científicamente

El auge de la agricultura, ganadería y alimentación ecológicas van más allá de lo que se califica como moda o tendencia. De hecho, las cifras globales en producción ecológica hablan de crecimiento continuado en cuanto a superficie de cultivo, fincas ganaderas, productores, empresas transformadoras e incremento en la demanda y el consumo. Y no se trata de una demanda puntual pues su crecimiento no se ha frenado ni siquiera en momentos de crisis. Se ha demostrado por ejemplo, en muchos territorios del Estado español donde las iniciativas (agro)ecológicas han mantenido e incluso aumentado sus ventas a pesar de los muchos obstáculos causados durante los meses de confinamiento (prohibición de huertas de autoconsumo, cierre de mercados locales... ).

Pero... ¿qué es lo que aporta la producción ecológica para ser la alternativa?. Las normas internacionales sobre inocuidad de los alimentos y los requisitos de higiene son igualmente válidas para los alimentos producidos por medios convencionales que para los ecológicos (orgánicos o biológicos, ya que los tres términos hacen referencia a las mismas restricciones y todos ellos son términos protegidos). Aunque son los alimentos ecológicos los únicos que cuentan con una regulación extra que recoge condiciones estrictas de producción y transformación, cumpliendo:

  • Por un lado, con la reglamentación técnico-sanitaria que precisa cualquier alimento para ser comercializado como tal (es decir, que los alimentos ecológicos deben cumplir todas las normas horizontales de calidad e inocuidad que se aplican a los alimentos producidos por medios convencionales);
  • Por otro lado, también deben cumplir con la normativa de producción ecológica, que de forma general, asegura el no uso de productos químico-sintéticos y por tanto, garantiza la escasa presencia de residuos tóxicos en las cosechas y el cumplimiento de una normativa que apuesta por los valores de sostenibilidad, calidad y seguridad alimentaria.

Por tanto, si un alimento o producto tiene la etiqueta ecológica correspondiente, garantiza que está cumpliendo estas normas. Pero, más allá de la normativa es la ciencia la que corrobora las contribuciones de la producción ecológica, tanto a la salud del planeta como a la de las personas.

Calidad interna y externa de los alimentos ecológicos. Para evaluar la calidad de un alimento, además de los valores internos al producto, hay que considerar los aspectos socio-económicos y medioambientales con los cuales está relacionado. Fuente: Folleto “Ecocalidad” - 2018- SEAE.

En este sentido, la Sociedad Española de Agricultura Ecológica/Agroecología (SEAE), asociación técnico-científica de referencia del sector con casi treinta años de trayectoria, ha elaborado un documento recopilatorio de argumentos científicos que señalan las contribuciones de la producción ecológica al medio ambiente, a la salud y a la sociedad. Este documento, lanzado en 2019 y para el que se prevé una actualización bianual, recoge las conclusiones de los principales estudios de investigación sobre la producción ecológica en los últimos 15 años. Este documento es de descarga gratuita en la web de SEAE y se denomina “Evidencias científicas sobre la producción ecológica”.

La estructura de este documento está pensada para facilitar, de un modo temático y visual, su consulta para que cualquier persona o colectivo disponga de conocimientos científico-divulgativos sobre producción ecológica. Responde a preguntas como: ¿Son los alimentos ecológicos más saludables?, ¿y más justos?; ¿es la agricultura ecológica más respetuosa con el medio ambiente?, ¿más sostenible energéticamente?...O una de las cuestiones más controvertidas y transversales para todos los ámbitos (científico, político, económico...): ¿Puede la agricultura ecológica alimentar al mundo?. Las respuestas quedan descritas en los 3 principales apartados sobre las contribuciones de la producción ecológicas: medioambientales, las de salud y calidad y las sociales.

Cuidarnos: es responsabilidad de todos

Apostar por la producción y la alimentación ecológicas es, en definitiva, responder a una demanda de la sociedad, la misma que exige medidas sobre la protección del medio ambiente y la calidad de los alimentos, la que prefiere no utilizar sustancias químico-sintéticas ni Organismos Modificados Genéticamente (OGM) a lo largo de la cadena de producción y aboga por defender el bienestar animal lejos de la intensificación de la ganadería.

Tal y como concluye en este informe la SEAE: “Es momento de hacer que las evidencias científicas sean parte del argumentario común dentro del debate público, a todos los niveles: desde el consumidor, al gran medio divulgador. Y, consecuentemente, también es momento de hablar de la necesidad de cambio de nuestro sistema agroalimentario como uno de los grandes retos de esta sociedad. Abastecer de alimentos (sanos y seguros) suficientes a una población mundial creciente, en un planeta de recursos finitos y afrontando hechos que van desde el cambio climático hasta el desperdicio alimentario, es una RESPONSABILIDAD de todos y todas”.

El lanzamiento de este documento - apoyado por más de un centenar de entidades del ámbito académico, ambientalista, empresarial y del asociacionismo del sector ecológico – significa mucho más que un gesto para contribuir a impulsar esa capacidad y potencial que tiene la producción ecológica para la transformación social, que nos lleve a todas y todos, a un planeta más justo y equitativo, y en definitiva, mejor. Vamos a cuidarnos, a nosotras/os y al planeta.

Por la Sociedad Española de Agricultura Ecológica/Agroecología (SEAE)

 

 

Fuentes y más información:

* Todas las afirmaciones de este artículo se encuentran referenciadas científicamente en el documento “Evidencias científicas sobre la producción ecológica”

https://www.agroecologia.net/que-hacemos/estudios-e-informes/evidencias-cientificas-produccion-ecologica-seae/

Sociedad Española de Agricultura Ecológica / Agroecología (SEAE)

https://www.agroecologia.net/

EcoCalidad - Calidad del alimento ecológico. Sociedad Española de Agricultura Ecológica / Sociedad Española de Agroecología (SEAE).

https://www.agroecologia.net/wp-content/uploads/2020/03/folleto_ecocalidad-ed-2018-vdef.pdf

Comentarios


También te puede gustar...

ganadería intensiva
La ganadería intensiva y el cambio climático
planeta salud
Planeta Salud: la nueva estrategia de DKV contra el cambio climático
contaminación del aire interior
Cómo evitar la contaminación del aire interior en tu hogar