5 razones por las que educar en la diversidad

En pedagogía ya está esta implantado el principio de que hay que ser conscientes de las dificultades de los demás. Tratar de que las diferencias de otros se comprendan y acepten hace a los niños más tolerantes. El reto es cómo llevarlo a cabo.

educar en la diversidad

Para que en un aula reine un clima de igualdad, es necesario educar en la diversidad. Parecen dos conceptos contrapuestos, pero son necesariamente complementarios. El docente tiene ante sí un reto que va mucho más allá de la mera transmisión de conocimientos. Hemos reunido algunas de las recomendaciones de Edvocate, una asociación que asesora al sector educativo sobre igualdad, y de la Universidad de Queens, especialmente implicada en la naturalización de la diversidad. Los expertos de ambas instituciones coinciden en que no solo se trata de un fundamento ético y moral, sino que «el clima y la cultura escolar afectan directamente el éxito de los estudiantes». Estas son las cinco razones para una enseñanza despojada de toda discriminación.

1. Porque todos necesitamos las mismas oportunidades

La idea de «diversidad» no es tan sencilla. Las escuelas no solo deben reconocerla entre los grupos raciales y étnicos amplios (por ejemplo, asiáticos o latinos), sino que también debe reconocerse la diversidad dentro de estos grupos. Los estudiantes chinos y japoneses pueden compartir características culturales comunes por ser asiáticos, pero también tendrán trazos claramente distintos entre sí por su nacionalidad. Lo mismo ocurre con los estudiantes oriundos del lugar que provienen de entornos familiares muy diferentes, incluso de los mismos barrios. Con el fin de tratar a los estudiantes por igual, hay que darles las mismas oportunidades de éxito y el mismo acceso al currículo pero, al mismo tiempo, los docentes deben reconocer su singularidad e individualidades.

2. Porque los estudiantes son diferentes

Los profesores tienen la responsabilidad particular de reconocer y estructurar sus lecciones para reflejar las diferencias de los estudiantes. Esto anima a los estudiantes a reconocerse a sí mismos y a los demás como individuos. También fomenta la apreciación de una población escolar diversa y brinda una sensación de conexión entre patrimonios culturales dispares dentro de la cultura de una sola escuela. Reconocer y asumir nuestras diferencias es el punto de partida para tratar a los estudiantes de manera justa y equitativa.

3. Porque aumenta la seguridad

Según una encuesta de la Universidad de Queens, los estudiantes se sienten más seguros en la escuela y en la vida cuando se educan en un entorno diverso. Al aprender sobre diferentes culturas y orígenes, se sienten  más cómodos con esta heterogeneidad. También, dice el estudio, les hace sentir más cómodos consigo mismos, lo que les lleva a una mayor sensación de seguridad en todo lo que hacen.

4. Porque educar en la diversidad facilita el aprendizaje

Educar en la diversidad facilita el proceso de aprendizaje en general. Si un estudiante no puede relacionar nuevos conocimientos con sus propias experiencias previas, puede percibir que la información que le dan es frustrante, difícil o descartarla por completo, porque cree que está en conflicto con su ya tenue comprensión de la mundo. Los maestros tienen la responsabilidad de buscar los componentes culturales que los estudiantes ya poseen, para ayudar a construirles un marco para la comprensión. Algunas corrientes pedagógicas educativas se refieren a este proceso como «andamiaje».

5. Porque mejora el rendimiento del alumnado

La diversidad entre los estudiantes en la educación afecta directamente su rendimiento. Los estudios realizados por la Universidad de Queens muestran que los estudiantes trabajan mejor en un entorno diverso, lo que les permite concentrarse y esforzarse más cuando hay personas de otros orígenes que trabajan junto a ellos. Educar en la diversidad promueve, además, la creatividad, así como una mejor educación, ya que aquellos con diferentes puntos de vista pueden colaborar mejor para crear soluciones a los problemas planteados.

Etiquetas: Ética

Comentarios