Reducir el consumo de plásticos: cómo planificar tu desplastificación

¿Cómo reducir los plásticos para contribuir a disminuir la contaminación? En este artículo queremos darte algunos consejos para facilitarte «la ruta hacia la desplastificación».

reducir el consumo de plásticos

Hemos recopilado más de 40 ideas sobre cómo reducir el consumo de plástico en tu hogar o a la hora de hacer la compra. Por supuesto, no están recogidas todas las posibles y te invitamos a seguir investigando. Recuerda que cada gesto suma.

¿Cómo reducir los plásticos en el hogar?

Manos a la obra. Veamos los consejos para reducir el consumo de plástico en nuestros hogares.

Reduciendo el consumo de plástico en tu cocina

  1. Usa utensilios de madera, barro cocido, acero inoxidable o hierro fundido. Busca que sean libres de ácido perfluorooctanoico (PFOA), sustancia en ollas y sartenes antiadherentes muy perjudicial para el medioambiente y para nuestra salud al actuar como disruptor endocrino. 
  2. También recipientes de vidrio y táperes de cristal para guardar las sobras de comida y evitar el desperdicio alimentario.
  3. Para envasar fruta, verdura cortada, queso o bocadillos, en lugar de papel de aluminio utiliza envoltorios reutilizables con cera de abeja.
  4. Las botellas de vidrio o acero inoxidable son una buena alternativa a las de plástico para mantener fresca el agua en la nevera.
  5. ¿Tienes una cafetera de cápsulas? Puedes adquirir un pack de cápsulas rellenables y reutilizables.
  6. Sustituye los estropajos de plástico, que desprenden microplásticos, por fibras naturales, biodegradables y compostables —deposítalos en el contenedor marrón— como esparto o luffa y cepillos para la vajilla de madera. Para la suciedad incrustada: estropajos de cobre; son reciclables y no rayan. 
  7. Las bayetas convencionales también liberan microfibras al usarlas. Utiliza bayetas de celulosa y algodón.
  8. Si para fregar o limpiar usas guantes, procura que sean de látex libres de plástico.

Reducir los plásticos en el baño

  1. Pásate al jabón en pastilla. Para manos, ducha e ¡incluso para el pelo!
  2. También puedes comprar el champú a granel.
  3. Pásate asimismo al desodorante natural en barra o crema, bueno para tu piel y para la naturaleza.
  4. La colonia o perfume, mucho mejor a granel.
  5. Peines y cepillos de bambú, jabonera de coco, utensilios de baño de cerámica… Elige productos hechos con materiales biodegradables.
  6. Si no puedes prescindir de la esponja, procura que esté fabricada con materiales naturales y sin plástico: celulosa, luffa, etc.
  7. Los bastoncillos para los oídos están prohibidos en la Unión Europea a partir de 2021. Cámbialos por bastoncillos de algodón y bambú o, mejor aún, elimínalos de tu higiene; los otorrinos advierten de los problemas que ocasionan al empujar el cerumen hacia dentro.
  8. Evita las maquinillas de afeitar desechables; retoma las clásicas de latón o acero inoxidable en las que se pueden sustituir las cuchillas. Como espuma de afeitar, utiliza la pastilla de jabón.
  9. Utiliza un cepillo de dientes de bambú o con cabezales reemplazables.
  10. Evita los dentífricos en tubo de plástico; usa pasta de dientes sólida en barra o pastillas. O fabrica tu propia pasta casera a base de arcilla o bicarbonato y unas gotas de aceite esencial de menta. En cuanto al hilo dental, lo puedes encontrar en frascos de cristal o acero inoxidable en lugar de plástico.
  11. Las toallitas húmedas para el WC pueden elaborarse con fibras plásticas o celulosa. La opción preferible, no obstante, es el papel higiénico o una ducha para inodoro.
  12. En tus productos de higiene y cosméticos, evita los microplásticos. Para limpiar y exfoliar el rostro, utiliza toallitas desmaquillantes de algodón orgánico que puedes lavar en la lavadora y esponjas de konjac.
  13. Para las durezas de los pies no es necesaria una máquina de plástico a pilas; la tradicional piedra pómez es natural, ecológica y económica.
  14. Para la depilación, usa ceras naturales y gasas. Puedes hacer tu propia cera; encontrarás distintas recetas en internet.
  15. En torno al 90 % de un artículo menstrual es plástico. Las compresas y tampones pueden contener, además, sustancias químicas y tóxicos (BPA, ftalatos, aditivos petroquímicos) que alteran el sistema endocrino y se relacionan con enfermedades como el cáncer [1]. Prueba la copa menstrual, de silicona o caucho, y las compresas de tela lavables y reutilizables.
reducir el consumo de plástico en el baño

 

Fiestas y celebraciones, también sin plástico

  1. Ninguno de los siguientes elementos es imprescindible para disfrutar de una bonita celebración: confeti plástico de colores y globos. Estos últimos pueden tardar más de 400 años en degradarse. Confecciona tu propia decoración utilizando materiales sostenibles.
  2. Evita los plásticos de un solo uso. La mejor opción es utilizar la vajilla y cubertería habitual. Si organizas una gran fiesta con muchos invitados y no dispones de la suficiente, opta por platos y cubiertos de bambú, por ejemplo.
  3. Procura evitar las latas agrupadas con aros de plástico. Córtalas, si no, antes de depositarlas en el contenedor amarillo.
  4. En lugar de objetos materiales, regala experiencias.
  5. Y juguetes fabricados con materiales naturales: madera, cartón, tela, etc.
  6. Para envolverlos usa envoltorios reutilizables, la alternativa ecológica al papel de regalo, o haz tu propio embalaje aprovechando materiales que tengas a mano.

¿Cómo reducir el consumo de plástico en la compra?

  1. Llévate un carrito de la compra, mochila, cesto o bolsas de tela o rafia. No uses bolsas de plástico y rechaza amablemente las que te ofrezcan. 
  2. Prescinde de productos sobreenvasados con plásticos.
  3. Fruta y verdura, a granel. Lleva tus bolsas de tela fina o malla.
  4. Evita en lo posible las botellas de plástico y tetrabriks —parte de su composición es plástico, lo que complica su reciclaje—. La leche, si es ecológica, de proximidad y puedes rellenar tu botella en la misma tienda, ¡perfecto!
  5. Trata de evitar los guantes de plástico al comprar frutas y verdura; normalmente lavamos o pelamos estos productos antes de comerlos, por lo que no son necesarios. O bien guarda un par y reutilízalos.
  6. A la carnicería y pescadería, también puedes llevar tu fiambrera o bolsa de silicona.
  7. El vino en botella, elígelo con tapón de corcho.
  8. Cada vez hay más tiendas que ofrecen sus productos a granel; infórmate de las que hay cerca de ti. Y apoya campañas como #DesnudaLaFruta de Greenpeace para pedir a los supermercados que eliminen los plásticos de un solo uso.
reducir plásticos en la compra

 

¿Conoces el efecto de los microplásticos en la salud? [Guía gratuita para que reduzcas el uso de plásticos]

Reducir plásticos en la calle

  1. Las botellas rellenables de vidrio o acero inoxidable son una buena alternativa a las de plástico también cuando estés fuera de casa.
  2. Según la ONU, cada año 4000 millones de vasitos y tazas terminan en vertederos —su revestimiento plástico impide reciclarlas— o, peor aún, en el océano. Hazte con un vaso o termo reutilizable para tu café.
  3. En la oficina, el coche… mejor caja de cartón de pañuelos de papel que paquetitos «plastificados» de 10 unidades.
  4. Siempre que puedas, evita los establecimientos poco sostenibles. Busca otros más comprometidos con el medioambiente.
  5. Pide agua del grifo en lugar de agua embotellada.
  6. También las pajitas se prohíben en la UE a partir de este año. Si te ofrecen una, di «no, gracias». Y si tienes que usarlas, elige opciones como las de bambú o acero.
  7. Lleva tus propios recipientes al restaurante para guardar las sobras o los pedidos para llevar.
  8. Súmate a las campañas que exigen un uso responsable del plástico y a iniciativas de recogida en nuestro medioambiente.  

Ahora ya sabes cómo reducir el consumo de plástico y los motivos por los que es importante hacerlo. Comienza poco a poco. Hazlo por tu salud y la del planeta.

Elisabeth Lahoz


Bibliografía

  1. Informe (2018) Reusable & toxic-free menstrual products. Making women’s lives better while fighting plastic pollution (Productos menstruales reutilizables y libres de tóxicos. Mejorando la vida de las mujeres mientras luchamos contra la contaminación plástica).

Comentarios


También te puede gustar...

voluntariado intergeneracional
Voluntariado intergeneracional ante el aislamiento de nuestros mayores
emprendedores sin techo sinhogarismo
Emprendedores sin techo, una alternativa para salir del sinhogarismo
barreras de la discapacidad
Desdibujar las barreras de la discapacidad, una tarea pendiente